Menu Tumedico

Publicaciones de Medicos
expresate publicaciones medicas


Los tipos de manchas en la piel y cómo evitarlas

 
Caracas.- La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y es precisamente por ello que se convierte en uno de los puntos más delicados.

Al estar más expuesta a factores externos, la piel es más sensible a las agresiones del medio ambiente como el sol, la contaminación, la humedad, etc. Entre estos agentes que pueden afectar la salud cutánea el más influyente es la luz solar.

Si bien los rayos solares son necesarios para la vida y tienen muchos beneficios para el organismo, estar expuesto mucho tiempo puede generar alteraciones en la piel. «Las radiaciones solares estimulan la producción de melanocitos, estas células son las que contienen un pigmento llamado melanina que es el que otorga el color bronceado a la piel», aclara la Dra. Francismar Lugo, médico estético de Energía Vital Activa. El tomar sol en exceso y sin la protección adecuada tiene como consecuencia un desorden en la producción de melanocitos, ocasionando que estos se acumulen en forma de pecas y manchas. Algunas de las comunes son:

- Los lentigos solares son las manchas de la piel, de color marrón, planas e irregulares. Pueden aparecer en todo el cuerpo aunque son más frecuentas en la cara, escote y manos. Pueden confundirse con las pecas, pero estos suelen ser más grandes. Las pecas aparecen de forma generalizada, suelen ser más pequeñas y existe una predisposición genética a padecerlas.

- El melasma aparece casi exclusivamente en mujeres. Este tipo de mancha en la piel, de color marrón claro, se suele agravar durante el embarazo, con la menopausia o la toma de anticonceptivos. El melasma suele aparecer en la frente, las mejillas y otras zonas de la cara.

Una forma de evitar la aparición de estas manchas producidas por el sol es a partir del uso de fotoprotectores solares adecuados para cada tipo de piel durante el día. Sin embargo, si ya se tienen, existen algunas opciones efectivas para eliminarlas:

- Peeling químico: procedimiento de rejuvenecimiento de la piel en el que se le aplica una solución química con el fin de eliminar las capas superiores dañadas. Esto produce la renovación de la piel, haciendo que luzca más joven y sin manchas.

- IPL o luz pulsada: es una fuente lumínica de alta intensidad que actúa como un bisturí inteligente que barre todas las lesiones oscuras de la piel. El fotorejuvenecimiento reduce el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas, ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis, reduce las manchas tanto marrones como rojas y mejora la textura de la piel.

- Laser Erbio-Yag: este tratamiento se basa en la capacidad de ablacionar capa por capa la epidermis con precisión micrométrica, logrando el refrescamiento de la superficie al eliminar las primeras capas engrosadas por la exposición solar (fotoenvejecimiento) que producen una alteración en la luminosidad y frescura de la piel. Este procedimiento tiene efecto peeling para remover la piel y tejidos no deseados y un efecto de bioestimulación del tejido.

«Es importante antes de someterse a cualquier tratamiento, consultar con un médico especialista que este en la capacidad de evaluar y diagnosticar de manera asertiva las opciones más beneficiosas para cada paciente», asegura la Dra. Laura Blanco, médico estético de Energía Vital Activa.

Publicado el: 7 de Julio del 2017

Jorge Enrique Orta López
Autor:
Jorge Enrique Orta López
Especialidad:
Ginecología



/