Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Vancouver, la ciudad donde más se sonríe

Vancouver, la ciudad donde más se sonríe

Vancouver es una ciudad diferente. Una lugar donde lo urbano y lo natural van de la mano, y la gente es extremadamente agradable y relajada. ¿Serán las montañas? ¿La brisa del Pacífico? ¿Su íntima relación con la naturaleza? Algo aquí les hace estresarse poco y sonreír mucho.

Sea lo que fuere, nadie en Vancouver escapa a las bondades de un núcleo urbano que aprecia, respeta y disfruta como pocas el medio que le rodea. Bienvenido a una ciudad abierta y cosmopolita, a la par que íntima y seductora, que se deja conquistar -y enamora- en solo tres días.

Si algo caracteriza a Vancouver, es la relación directa que tiene con la naturaleza y los planes al aire libre, ya sea invierno o verano. Por eso, no es de extrañar que Stanley Park sea la joya de la corona.

Es un parque distinto a los que estamos acostumbrados donde se juntan bosques, playas y el Estrecho de Georgia. Creado en 1886, fue una reserva militar y hoy es un espacio verde de más de 400 hectáreas que supone el tercer parque urbano más grande de Norteamérica.

Una de las mejores maneras de explorarlo es caminando o en bici, recorriendo su particular malecón de casi 10 kilómetros pavimentados que rodean su parte oeste y desde el que se observan unas impresionantes vistas de las Montañas Costeras que flanquean la ciudad.

Fíjate bien al pasar para no perderte a la Chica en traje de baño, una original escultura en el agua. No puede dejar de ver los tótems de los aborígenes canadienses, ocho efigies de madera tallada, muy altas y de llamativos colores, que ilustran las leyendas que conforman la historia de las primeras naciones de Canadá.

También le recomendamos una visita al Acuario de Vancouver (dentro del mismo parque), perfecto sobre todo si va con niños: con más de 70.000 animales y 150 representaciones visuales acuáticas, es el más grande de Canadá y uno de los puntos de referencia nacionales en cuanto a educación, preservación y conservación de especies marinas se refiere.

Las naciones aborígenes son una parte importante de la historia de Canadá y de la provincia de Columbia Británica en particular. Antes de que fuera una ciudad de inmigrantes, Vancouver fue tierra de las «Primeras Naciones» y su legado y relevancia se aprecia por doquier.

Una de las cosas que más nos llama la atención es Salmon 'n Bannock, el único restaurante aborigen que hay en la urbe. Tiene un menú pequeño que sirve comida nativa y se centra, como su nombre indica, en el salmón y el bannock, un pan ácimo típico de estas comunidades. Contundente y exquisito.

Las cervezas artesanales son una actividad en auge y Vancouver es el paraíso. En la última década, la cultura de estas cervezas locales ha subido como la espuma y las microcervecerías se han transformado en pubs. Además del clásico tour y post degustación, puede ir por unas cervecitas y picar algo de comer para empapar el estómago.

Con información de elmundo.es










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com