Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Todo sobre el Rio de la Plata en Buenos Aires

Todo sobre el Rio de la Plata en Buenos Aires

Desde el Río de la Plata se pueden observar los imponentes edificios de Puerto Madero, uno de los barrios más lujosos de Buenos Aires, algo a lo que la capital argentina ha sabido sacarle provecho.

Desde hace tiempo, los turistas y porteños pueden disfrutar de un paseo a remo por el famoso rio, un recorrido que transcurre desde el Yacht Club hasta el distinguido Puente de la Mujer, una obra arquitectónica diseñada por Santiago Calatrava al más puro estilo europeo, pasando por la fragata ARA Sarmiento, el primer buque escuela moderno construido en el país (1897) y convertido en museo en 1964.

Todo ello accesible en pleno centro de la capital, cuyo Ente de Turismo dirige actividades similares para el disfrute de sus visitantes mientras apuesta por promocionar las virtudes porteñas.

Concretamente, la entrada del Río de la Plata al edificado centro de la ciudad proporciona una excusa perfecta para ofrecer otro ángulo de admiración del paisaje urbano del puerto capitalino, diseñado por el comerciante Eduardo Madero a finales del siglo XIX.

«Es muy lindo y turístico, y muy cerca de capital, no tienes que salir, no hace falta ir a ningún lado sino que lo tienes aquí mismo en la ciudad, así que es brutal», valora Daniela Gómez, una venezolana asentada en Buenos Aires que encuentra en este tipo de paseos un respiro del ajetreo de la rutina urbana.

Brazada a brazada, son los propios participantes los que impulsan una canoa a través de los diques, buscando una coordinación que, al subir a la embarcación, parece que no va a producirse nunca.

«Al principio es medio complicado porque tienes que tener buena sincronización con la persona de adelante, pero la verdad es que después le agarras el hilo y está muy bien», asegura Gómez.

Selfies, risas y un ligero dolor de brazos resultan de este paseo alternativo por un barrio que siempre ha convivido con el agua y que adquirió su puesta en valor con el diseño de Madero, que resultó en una isla artificial que separa la ciudad por un canal de acceso al mar para navíos que proceden del exterior.

Con información de EFE










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com