Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Tejido cardíaco dañado se regenera por células del propio paciente

Tejido cardíaco dañado se regenera por células del propio paciente

Las propias células de la sangre de pacientes que han sufrido un infarto al corazón son capaces de regenerar el tejido dañado del corazón. Así quedó demostrado por el equipo de investigadores de las Universidades de Miami, Granada, Jaén, y del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga que han demostrado que las denominadas células progenitoras endoteliales (EPC), que son aquellas destinadas a convertirse en vasos sanguíneos, se diferencien hacia células de músculo cardíaco, llamados cardiomiocitos. "Hasta ahora se sabía el papel beneficioso de estas EPC en patologías donde se reduce el diámetro de los vasos sanguíneos, como la enfermedad arterial periférica y la cardiopatía isquémica. Sin embargo, poco sabíamos sobre su potencial para restaurar el tejido dañado del corazón", señaló Juan Marchal, responsable del proyecto en la Universidad de Granada.

Esta fantástica posibilidad de cambiar su función se debe a que se encuentran en una fase inicial en la que las células aún no están maduras y, por lo tanto, tienen elasticidad, lo que indica que se pueden reconducir para que se conviertan en tejido cardíaco.

Los científicos analizaron in vitro la capacidad de convertirse en células cardiacas de muestras de EPCs aisladas a partir de sangre de pacientes con infarto agudo al miocardio, y luego las compararon con EPCs obtenidas a partir de la sangre obtenida del cordón umbilical, esta última fuente donde ya conocemos que existen células madre capaces de regenerar tejido cardíaco dañado.

La terapia en cuestión consiste en inyectar estas células en la zona de la lesión? "Tras un infarto, existe un llamado de estas EPC desde la médula ósea, lugar común de éstas, para que reparen el corazón y así la lesión. Es el efecto Homing, pero este mecanismo no logra trasladar suficientes células como para regenerar por completo el tejido dañado del corazón", acota Juan Marchal.

Continúa Marchal: "La inyección de células ya se está haciendo, pero nosotros hemos demostrado la capacidad que tienen las células propias del paciente infartado, de ahí que no se produzcan efectos secundarios. Pero es necesario desarrollar protocolos de expansión de estas células del propio paciente en el laboratorio para que podamos obtener un número adecuado que tenga el efecto beneficioso esperado una vez introducidas en los pacientes".









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.