Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Tú misma hazte un masaje facial

Tú misma hazte un masaje facial

Acariciarse el rostro es un ritual exquisito que le permite conectarse con usted mismo, con cada caricia se activan las células que revitalizan tu rostro y le dan el brillo que lo hace lucir juvenil.

Lo ideal es hacerse tratamientos faciales (por lo menos dos veces al año), pero tú puedes hacerte un masaje facial más sencillo en la casa. Puedes hacerlo con una frecuencia de cada dos semanas.

Aquí están los sencillo pasos que mencionan en el portal lindísima.com Puedes usar un aceite facial o aceite de almendra. Si prefieres puedes usar una crema de rostro.

-Comienza arriba de los pechos con movimientos ascendentes jamás descendente. Utiliza las yemas de los dedos y ambas manos sin ejercer presión.

-En el cuello continúa con los movimientos ascendentes usando las yemas de los dedos. En el cuello puedes utilizar los nudillos de los dedos. Es un masaje suave y relajante. Cuando llegues a la parte superior del cuello usa todos los dedos (juntos) y con las palmas hacia abajo masajea de forma suave.

- Deslizar los dedos sobre tu rostro buscando la dirección de los músculos. (Movimientos ascendentes y sin ejercer mucha presión). Desliza las manos usando las yemas de los dedos siguiendo la dirección del músculo puedes usar movimientos largos o rotativos siempre ascendentes.

-En la frente busca el centro y con las manos masajea siempre utilizando las yemas de los dedos con movimientos hacia las sienes.

-Alrededor de los ojos busca el hueso y da pequeños golpecitos con las yemas de los dedos, abre tus dedos y masajea el parpado y alrededor del hueso con movimientos ascendentes.

-La nariz, cruza tus dedos entre sí, frente a tu cara, luego con los pulgares a ambos lados de la nariz comienza a frotar haciendo círculos en forma ascendente.

-Coloca tus manos de manera que tus pulgares queden arriba de la oreja a ambos lados y tus dedos índices en medio de la frente y ejerce un poco de presión.

-Date pequeñas palmaditas en el rostro y eso es todo. Y estarás lista para aplicarte cualquier tratamiento, crema o mascarilla, exfoliante, o simplemente para hacerle un cariñito a tu cara.

(Fuente: lindísima.com)









Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com