Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Shibari, la atadura erótica japonesa

Shibari, la atadura erótica japonesa

Algunas personas tienen como fetiche sexual las ataduras, pero cuando es la primera vez que se va a estar amarrado esta acción puede generar inquietud.

Sin embargo, cuando se comienza de manera amorosa y sensual; con besos y caricias, suaves cuerdas de algodón con nudos sobre su cuerpo, hasta que quede casi inmovilizada, seguido de un juego perverso, puede resultar bastante excitante. En eso consiste el Shibari.

Sus creadores Takumi y Shizuko, una pareja liberal experta en el arte y secreta de los amarres, fundaron el Instituto Mexicano del Shibari, donde imparten clases para parejas interesadas en esta práctica.

Si bien el Shibari aplica para hombres y mujeres, lo ideal sería que la mujer estuviera amarrada. Se debe romper todo tipo de paradigma con el tema para que sea aún más placentero.

Los nudos y enlaces son colocados de tal manera que estimulan puntos de acupuntura, los cuales elevan la energía sexual. Un adicional a toda la experiencia es sentirse indefensa y cautiva, esto activa primitivos sistemas de alarma inconscientes que provocan que el cerebro segregue endorfinas, dopamina, adrenalina y otros neurotransmisores que producen la fase de excitación.

Una pareja compenetrada, que sienta confianza entre sí, es la idónea para realizar el Shibari. No se trata de lastimarse sino de explorar sensaciones. Una de las fases donde se hace a mayor conexión con el otro es la etapa «after care» donde el sometido es «curado», con esmero y ternura.

¿Qué necesita?

- 2-4 cuerdas de algodón o yute suave de 8 metros de longitud

Puede inventarse una historia de roles que los excite a ambos o simplemente disfrutar de los cuerpos desnudos con besos, caricias y posiciones sexuales. Algo que se considera extra picante es añadir la privación visual con vendas, cambios de temperatura con hielo o geles calientes, texturas diferentes y juegos de impacto como nalgadas o azotes.

Debe tener cuidado porque esta práctica contiene riesgos, desde atar demasiado fuerte los nudos y que corten la circulación, hasta cuerdas puestas en lugares peligrosos que puedan provocar asfixia o desmayos. Lo más importante es recordar que siempre el límite lo pone la persona atada, cuando él o ella no desee continuar se debe terminar.

Recomendaciones:

-Use materiales suaves y flexibles.
-Vaya lento, sobre todo las primeras veces.
-Evite el cuello, las zonas blandas y las articulaciones.
-Se debe parar de inmediato si hay calambres, mareo, asfixia o hiperventilación.
-Tener unas tijeras para soltar en caso de emergencia rápidamente las cuerdas.
-Lleve líquidos para hidratarse.

Con información de Fucsia










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com