Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Deporte

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Rosberg ganó el Mundial y anunció su retirada cinco días después Adrian R. Huber

Rosberg ganó el Mundial y anunció su retirada cinco días después Adrian R. Huber

El alemán Nico Rosberg se proclamó, cinco días antes de anunciar sorprendentemente su retirada, campeón del mundo de Fórmula Uno en 2016, año en el que lideró el tercer curso seguido de absoluto dominio en la categoría reina de automovilismo de Mercedes, que revalidó de nuevo el título de constructores.

Rosberg, de 31 años, relegó al segundo puesto a su compañero y rival inglés Lewis Hamilton -ganador con Mercedes los dos años previos y también en 2008, con McLaren- y se convirtió en el tercer alemán y el segundo hijo de campeón en ganar el título.

Nico unió su nombre al de sus compatriotas Michael Schumacher -el hombre récord de la F1, con siete títulos- y Sebastian Vettel -cuádruple vencedor-, hasta entonces únicos germanos en el historial del campeonato. Emuló a su padre, Keke, ganador del Mundial de 1982 para Finlandia; y los Rosberg pasaron a ser la segunda familia de campeones desde que el inglés Damon Hill uniese el título de 1996 a los dos logrados por su progenitor, Graham, en 1962 y 1968.

Rosberg, políglota que pasa temporadas en Ibiza y habla de forma correcta el castellano, venía de haber sido subcampeón del mundo los dos años anteriores, ambos por detrás de su antagonista británico. Pero esta vez no dejó escapar la ocasión. En el Mundial más largo de la historia, en el que Mercedes sólo cedió dos éxitos en 21 pruebas: los que lograron para Red Bull el holandés Max Verstappen -que en España se convirtió, con 18 años, en el ganador más joven de la historia- y el australiano Daniel Ricciardo, vencedor en Malasia.

Nico ganó las cuatro primeras carreras del año -en Australia, Bahrein, China y Rusia-, en las que forjó una ventaja de 43 puntos. Pero, aunque Hamilton le dio la vuelta a la tortilla y llegó a las vacaciones 19 puntos por delante -tras anotarse seis de las siete pruebas previas al parón de agosto-, el hijo de Keke supo reponerse.

Ganó las tres primeras carreras tras la reanudación, en Bélgica, Italia y Singapur; y saboreó como triunfo su tercer puesto de Malasia -donde abandonó Hamilton-, antes de ganar en Japón y elevar a 33 puntos su ventaja. Suficiente para aguantar el contraataque final de Lewis, ganador de las últimas cuatro -en Austin (USA), México, Sao Paulo (Brasil) y Abu Dabi-; y hacerse acreedor al título, con cinco unidades de diferencia: 385 frente a 380. A pesar de haber sumado durante 2016 un triunfo menos (9) que el inglés.

Que, con 53, ya es segundo en la lista histórica, tras superar las 51 victorias en F1 del cuádruple campeón mundial galo Alain Prost. Pero lejos aún del estratosférico récord (91) del «Kaiser».

Cinco días después de ganar el título, Nico sorprendió al anunciar su retirada, una vez coronado su Everest personal y con miras a una vida familiar y tranquila. Provocando, por contra, el estrés en el equipo de Woking, que comenzó la búsqueda acelerada de un sustituto para el piloto de Wiesbaden.

Las miradas se centraron en el doble campeón mundial español Fernando Alonso (2005 y 2006, con Renault), que se auto-descartó el 13 de diciembre, al indicar que quiere ganar el título con McLaren.

Escudería con la que el astro asturiano -que vivió un calvario en 2015- optimizó recursos para acabar décimo, con 54 puntos, ocho más que su compatriota Carlos Sainz. Duodécimo en el Mundial, tras firmar otra gran campaña en la que también 'exprimió' su Toro Rosso y se confirmó en la F1 con tres sextos puestos, en España, Estados Unidos y Brasil.

El mexicano Sergio Pérez completó la mejor de sus seis temporadas en Fórmula Uno, la tercera en Force India. «Checo» fue séptimo, con 101 puntos; y elevó a siete sus podios en Fórmula Uno tras concluir tercero en Mónaco y en el Gran Premio de Europa, en el estreno de Baku, capital de Azerbaiyán. En cuyas calles triunfó Rosberg.

Peor le fue a su compatriota Esteban Gutiérrez, que regresaba a la F1 con Haas, equipo con el que no logró puntuar en una temporada que fue la última de las catorce en la categoría reina del brasileño Felipe Massa (Williams). Al que Hamilton «birló» el título en la última curva de 2008. Cuando el paulista, 11 veces ganador, militaba en Ferrari. Escudería a la que perteneció durante ocho temporadas y en la que coincidió una con Schumacher y cuatro con Alonso, dos veces quinto -en Mónaco y Austin- este año, con un McLaren-Honda del que se espera un salto importante en 2017.

El francés Sébastien Ogier (Volkswagen) ganó -matemáticamente, al ganar en España- su cuarto Mundial de rallys. Y, con victoria en las 24 Horas de Le Mans incluida, el alemán Marc Lieb, el suizo Neel Jani y el galo Romain Dumas -del Porsche Team- se anotaron el de resistencia, que se decidió en la última prueba, en Bahrein.

El estadounidense Alexander Rossi (Dallara/Honda) sucedió en el historial de las 500 Millas de Indianápolis al colombiano Juan Pablo Montoya; mientras que en su segunda edición, la Fórmula E -certamen de coches con motor eléctrico-, que se disputa entre años, coronó al suizo Sebastien Buemi (e.dams Renault), líder del actual campeonato.

Con información de EFE










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.