Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Praga, viaje al corazón de Europa

Praga, viaje al corazón de Europa

El esplendor arquitectónico y artístico de la ciudad de Praga es evidencia de su importante pasado histórico en el continente europeo. Historiadores señalan que ha sido escenario de luchas y movimientos trascendentales para Europa, una experiencia que ha dado como resultado que su realidad actual sea en esencia cosmopolita.

La República Checa está enclavada en el corazón de Europa. Limita con Austria, Alemania, Polonia y Eslovaquia. Tiene una extensión de 78.864 km2. Su capital, Praga, en la provincia de Bohemia, cubre una extensión de 500 km2. El idioma oficial es el checo, que puede resultar un poco difícil para los visitantes hispanoparlantes, por su complicada pronunciación; sin embargo la palabra pistola proviene del checo «pistole», debido a que por esas tierras se dio origen a la pistola de mano.

La disposición urbanística de Praga es perfecta para una fácil exploración a pie. Sin embargo, quien desee ir más cómodo cuenta con los sistemas de metro y tranvía, que resultan eficaces y entretenidos para recorrer sus barrios y puentes.

La ciudad está dividida en cinco barrios principales, que se corresponden con las cinco ciudades que en sus orígenes crecieron a orillas del río Moldava. La Ciudad Vieja (Staré Mésto), ubicada en pleno centro; en su extremo norte se ubica el barrio judío de Josefov, que posee un fascinante legado cultural. Al otro lado del rio está el Barrio Menor (Malá Strana), de estilo barroco, en cuyas calles serpenteantes se alzan magníficas casas y espectaculares palacios. El barrio de la zona elevada denominada Hradcany, formada por el impresionante complejo del castillo y la catedral de Praga.

El barrio que se llama Ciudad Nueva (Nové Mésto) posee uno de los mejores ejemplos de arquitectura modernista. Aquí se encuentra la famosa Plaza de Wenceslao, escenario de la Revolución de Terciopelo. En el extremo de la ciudad se encuentra la mítica fortaleza de Vysehrad, donde dice la leyenda que nació la ciudad de Praga.

Son visitas obligadas: el Castillo de Praga con su hermosas vista de la ciudad; la Catedral de San Vito, una iglesia gótica y barroca; el Monasterio Strahov, con una biblioteca con bellas decoraciones; el Puente de Carlos, estructura medieval con estatuas; la Plaza de la Ciudad Vieja con arquitectura armoniosa y reloj astronómico; la Iglesia de San Nicolás, con su extravagante interior barroco; y el Convento de San Jorge, con su galería de arte.

Praga posee un clima continental con veranos cálidos e inviernos a menudo muy fríos. Pero también ofrece un intenso programa de actividades culturales durante el año, que va al ritmo de las estaciones. Inicia con el Festival de Música de la Primavera de Praga, que incluye conciertos en la Plaza de la Ciudad Vieja. En verano las calles se llenan de músicos y artistas. El Festival Internacional de Jazz da comienzo al otoño. El diciembre proliferan los bailes y danzas.

La gastronomía checa posee platos sencillos. Sin embargo la carne (maso) es un punto de honor. Las cervezas producidas en la zona son famosas en el mundo; son fuertes, por lo que se recomienda consumir con moderación. Los vinos más destacados son elaborados en la zona de Moravia y son muy parecidos a los alemanes. También en sus tierras se producen unos exquisitos aperitivos: brandys de frutas como el de ciruela y el Becherovka, que es un licor de hierbas.

En definitiva un destino espectacular por descubrir.

Recomendaciones:
- Las mejores épocas para viajar son la primavera (abril-mayo) y principios de diciembre, cuando se puede coincidir con las actividades culturales que se realizan en la ciudad.
- Puede llegar en avión: el aeropuerto de Ruzyne queda a 15 km de la ciudad. También por tren, ya que está comunicada con toda Europa.
- El alojamiento lo podrá encontrar según su presupuesto, desde los más lujosos hoteles hasta habitaciones en casas privadas y apartamentos con derecho a cocina. - También, si tiene oportunidad, se puede tomar algunas de las excursiones a otras rutas menos convulsionadas de la ciudad.
- Para entrar a la República Checa requiere de pasaporte válido hasta al menos seis meses después de la fecha de retorno. Los ciudadanos con pasaporte europeo no necesitan visado. Se recomienda igual consultar en los consulados y embajadas en su país de origen antes de programar la visita.

Con información de Guía Konemann de Praga










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.