Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Poderosas razones para no comprar una andadera

Poderosas razones para no comprar una andadera

El tema de las andaderas se ha enfatizado durante los últimos tiempos. Las madres se preocupan cada día y se llenan de interrogantes en cuanto a este instrumento, si realmente son útiles o no para sus hijos. Lo cierto es que a través de diversos estudios, pruebas y experimentos se ha comprobado que no es recomendable el uso de la misma. Y acá conocerá unas poderosas razones para decirle no a la andadera y así proteger el desarrollo de su bebé.

1. Los músculos que se utilizan para mover una andadera son totalmente diferentes a los que el niño utiliza para aprender a caminar en la vida real y de modo natural cuando se ejercita sobre el piso.

2. La ilusión de moverse con una andadera crea falta de balance en los niños y por tanto limita su óptimo desarrollo psicomotor. Muchos niños típicos criados en andaderas terminan necesitando terapia física para balancear el uso de sus músculos.

3. Las andaderas promueven que el niño ande en puntillas, lo que provoca tensión en los músculos de los pies, y a su vez problemas en los tobillos y pantorrillas.

4. Limitan al pequeño retrasando su habilidad de aprender a sentarse solos, pararse por sí mismo y seguir las etapas naturales de desarrollo. Es común ver niños que pueden sostenerse de pie sin haber ganado la habilidad para sentarse solos o mantenerse en esta posición con el balance apropiado.

5. También limita las oportunidades de exploración natural de todo niño, lo que permite que desarrollen su creatividad y capacidad de aprender a utilizar las oportunidades a su alrededor para dar sus primeros pasos mientras madura en la experiencia.

6. Los niños pueden quedar atrapados en estos aparatos y sufrir daños, ya que pierden el control total de su cuerpo para reaccionar y auto-protegerse.

7. Y por si fuera poco, el uso de la andadera aumenta las probabilidades de que su bebé sufra heridas serias. Ya que le permite acercarse más rápido de los normal a situaciones peligrosas como jalar manteles, empujar objetos o acceder a espacios no protegidos.

Lo más recomendable es colocar una alfombra gruesa y estable sobre el piso, y así su hijo o hija pueda explorar libremente, se siente y se levante solo sin necesidad de usar andaderas ni algo parecido. Aunque no todos los niños son iguales, ni reaccionan igual. Es mejor seguir los consejos y recomendaciones de los expertos.

Con información de Holasoymama










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com