Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
No siempre hidratarse es bueno, aquí están los 6 mitos del agua

No siempre hidratarse es bueno, aquí están los 6 mitos del agua

1. Baja de peso El agua suele incluirse como otro componente en planes y programas alimentarios para bajar de peso, porque se cree que al tomar más líquido la gente se siente más llena y tiende a comer menos, pero no porque el agua se sirva para quemar grasas y bajar unos kilos. En ese sentido, este es un mito.

2. Mejora la piel "Tomar mucha agua le aporta lozanía a la piel", dicen muchos manuales de salud y belleza. No obstante, la afirmación es falsa. Si bien es cierto que la deshidratación puede evidenciarse, ningún estudio ha demostrado que tomar agua en exceso hidrate la piel para que luzca mejor.

3. Previene la flebitis Curiosamente, tomar más líquidos expande las venas de las piernas y de la pelvis. Por eso se cree que personas con tendencia a la flebitis (inflamación de las venas y producción de trombos) deben tomar mucha agua. Por el contrario, es mejor reducir su ingesta, sobre todo si están mucho tiempo quietas.

4. Elimina toxinas No hay evidencia científica a favor o en contra de que tomar agua elimine toxinas. El agua facilita el funcionamiento de los riñones, órganos encargados de el.

5. Sí hidrata Si la actividad física es fuerte y se pierden agua y sales minerales a través del sudor, es necesario compensar. Cuando una persona se encuentra severamente deshidratada, deja de transpirar, por lo que el cuerpo experimenta fatiga y debilidad. Pero el líquido se debe tomar siempre que haya sed y no sin que el cuerpo lo pida.

6. El líquido que debe consumir En condiciones normales, cada día el cuerpo pierde entre 2.000 y 3.000 centímetros cúbicos de líquido. Aunque no hay fórmulas, especialistas recomiendan hacer un cálculo simple: tome la mitad de su peso en libras y divídalo entre ocho. El resultado es la cantidad de líquido que debe consumir, pero no sólo de agua, sino incluyendo el que contienen las comidas. Si usted pesa 80 kilos (160 libras), divida 80 libras entre 8 (se sabe que un vaso de agua tiene, en promedio, 8 onzas). El número que le da es 10 vasos de líquidos al día. Eso equivale a 2,4 litros.









Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com