Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Manténgase firme en sus decisiones con estos consejos

Manténgase firme en sus decisiones con estos consejos

Tener un corazón blando y una mente dispuesta a conciliar, escuchando a todos, son virtudes importantes. Pero, en ocasiones, juegan contra nosotros mismos ¿Se ha puesto a pensar por qué otras personas se proponen cosas o eligen un camino y los demás respetan eso? Dietas, ahorros, aumentar los tiempos de compartir con la pareja y familia, cambiar actitudes, fortalecer el carácter, dejar relaciones o sustituir hábitos, termina siendo una frustración para quienes toman una decisión o desean tomarla, pero tienen muchos factores en contra.

Una decisión es la respuesta que le ha dado a una situación, después de haber reflexionado y de plantearse las opciones a su alcance. Ha descartado todas las alternativas hasta quedarse con una: su decisión. Y, sin embargo, aún después de llegar a ella, aún piensa si llevarla a cabo o si es mejor dejarlo. No hacer nada también es una decisión, pero no fue la que usted tomó. Puede que necesite valor y fuerza de carácter para mantenerse firme y ponerse manos a la obra con lo que implica. Pero, vale la pena.

Hoy le contamos algunas consideraciones que debe tener en cuenta para mantenerse firme y no dejarse vencer por la presión externa, de manera que pueda defender su postura y llevar a cabo sus proyectos.

Que la decisión sea solo suya. Es más sencillo mantener una decisión si ésta nace de usted. Cuanto menos contaminada esté de presiones y otros condicionamientos externos, mejor será para su disciplina y su fuerza de voluntad.

Aparque las dudas. No mire atrás, ni titubee. Ya que se ha decidido, deje de fantasear con qué hubiera pasado si hubiese hecho otra cosa. Trate de eliminar de su mente las otras opciones. Enfóquese en lo que desea y no en las opiniones de los demás.

Toda decisión es un proceso. Nadie puede ejecutar una decisión asertiva de la noche a la mañana, esto es un proceso que une varios eventos. Dese tiempo y tenga paciencia.

Mire la decisión como algo permanente. Cuando considera la decisión como algo incuestionable y definitivo, es más fácil apegarse a ella. Recuerde que tomar la decisión es el primer paso, pero lo realmente difícil es mantenerse firme en ello.

Póngase en marcha. Que a la decisión le siga la acción. Una vez que la ha tomado, actúe cuanto antes. Si se trata de un objetivo a largo plazo, comience a dar pequeños pasos, pero muévase.

Recuerde, asimismo, que nuestra voluntad enfrenta tres enemigos que desestabilizan las decisiones.

1. El primero de ellos son los recuerdos, aquellas escenas fotográficas que al aparecer como un flash, disparan emociones o sentimientos que llevan a revivirlos.

2. Los hábitos, que se convierten en enemigos, pues nos sabotean nuestras metas y deseos. Renunciar a un hábito requiere voluntad.

3. Los distractores, aquellas cosas que aparecen sin esperarlos y nos sacan de nuestro carril. El plan de cambio se olvida cuando aparecen estos distractores.

Con información de herramientasdesuperacion.com y tusbuenosmomentos.com










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com