Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Lo que debe saber en la recta final de su embarazo

Lo que debe saber en la recta final de su embarazo

Al estar en el octavo mes de gestación, es normal que la madre experimente una mezcla de emociones, a la vez que su cuerpo sufre cambios importantes. Si usted ha estado esperando la llegada de su bebé con ansias, le parecerá mentira que haya pasado tan rápido el tiempo, en especial si es primeriza. Estas últimas semanas, sin embargo, pueden ser algo duras. El peso del bebé y el que usted ha ido ganando a lo largo de los meses empezarán a pasarle factura, lo que se traduce en molestias, como la retención de líquidos y los edemas en manos y pies.

Las emociones contrapuestas también son normales en el último trimestre. Es probable que sienta un profundo alivio, acompañado de una felicidad sin parangón, al saber que el momento más importante de su vida se aproxima; pero, también puede que la invada un desasosiego por tener que dejar atrás la maravillosa etapa del embarazo. Y sí, es cierto: las pataditas del bebé y los cambios físicos ya no estarán ahí para acompañarla semana a semana, pero usted ganará mucho más ¡Finalmente tendrá a su bebé en brazos!

En el tercer trimestre usted deberá armarse de paciencia, pues resultará más difícil controlar el peso. Por eso es importante que continúe comiendo de manera sana y moderada para no caer en una espiral de subida de kilos sin control. Además, reduzca la cantidad de sal en sus comidas, beba mucho líquido, evite las grasas y realice ejercicio con la autorización de su obstetra, pues es lo mejor que puede hacer de cara al parto.

También es probable que empiece a padecer insomnio, y seguramente no faltará la madre experimentada que le diga que eso no es nada, en comparación con lo que le aguarda. Procure, en tal caso, acomodarse en la cama de la manera que más fácil le resulte, aunque los médicos aconsejan recostarse sobre el lado izquierdo, con la finalidad de favorecer el riego sanguíneo hacia la placenta. Colocarse una almohada entre las piernas ayuda mucho.

Los pechos de la madre también sufren cambios en la última etapa del embarazo, porque se preparan para alimentar al bebé. Es probable que tenga leves pérdidas de calostro ya que al final de la gestación la hormona de la lactancia aumenta considerablemente.

Disfrute el tiempo de gestación que le queda, evite los disgustos y siga al pie de la letra los consejos de su obstetra o matrona.

Con información de bebesymas.com










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com