Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Lo que debe saber del vaginismo

Lo que debe saber del vaginismo

El sexo es bienestar y placer, nunca dolor. Sin embargo, existen muchas mujeres que experimentan dolor durante el coito y esto muchas veces se debe a un problema común en el órgano genital.

Esta afección puede llegar a ser tan grave que las mujeres físicamente no pueden tener relaciones. Si esto le suena familiar, lo más probable es que padezca de vaginismo, una condición que causa espasmos involuntarios en los músculos alrededor de la vagina, haciendo que la penetración se vuelva muy dolorosa hasta llegar a ser imposible en algunos casos.

El problema es muy difícil de diagnosticar y además es un tema del que hay poca información en la calle. De hecho, miles de mujeres lo sufren y no saben cómo arreglarlo.

Los espasmos musculares pueden hacer que la zona se contraiga. El contacto sexual, meter un tampón o incluso el proceso de un examen pélvico de rutina puede provocar espasmos de vaginismo.

No se sabe exactamente por qué sucede esto, pero está fuertemente relacionado con los sentimientos de ansiedad y el miedo de tener sexo. Esto puede ser resultado de inhibiciones religiosas, experiencias pasadas o simplemente por desinformación con respecto a la sexualidad.

El vaginismo es un diagnóstico común entre sobrevivientes de abuso sexual o trauma. Lo peor del caso es que ocurre porque se anticipa el dolor, es decir, el miedo asociado al sexo con dolor hace que precisamente eso sea lo que ocurra.

No obstante, no todas son malas noticias. Si, existe un tratamiento para curar el vaginismo y tener una vida sexual plena. En primer lugar, se debe recurrir a la terapia física para el suelo pélvico, la cual puede ayudarle a superar el miedo físico hacia la penetración.

Sin embargo, esta condición se tiene que tratar desde 2 direcciones, la psicológica y la física. En el aspecto cognitivo, existen técnicas para relajar el músculo, como la introducción de objetos pequeños a la vagina. Estos tratamientos le ayudarán a recuperar el sentido de control sobre situaciones como el sexo. Si el problema es un poco más grave, se da medicamento.

Los síntomas físicos usualmente se tratan con dilatadores, pequeños dildos, para estirar la vagina. Poco a poco se va incrementando el tamaño del dilatador, hasta que se vuelva efectivo el tratamiento.

Con información de Eme de Mujer










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com