Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La menopausia puede desencadenar una variedad de síntomas en algunas mujeres

La menopausia puede desencadenar una variedad de síntomas en algunas mujeres

ESTIMADA MAYO CLINIC: Hace unos años atravesé por la menopausia y no tuve ninguno de los signos ni síntomas habituales. Sin embargo, últimamente observo que la zona vaginal está bastante seca y que las relaciones sexuales se vuelven incómodas, hasta con un lubricante. ¿Existe alguna otra alternativa?

RESPUESTA: Su situación es común. La menopausia puede desencadenar una amplia variedad de síntomas, pero no todas las mujeres los presentan todos, y los diferentes síntomas tienden a desarrollarse en distintos momentos. La sequedad vaginal generalmente no aparece sino hasta uno o dos años después de la última menstruación. Además del lubricante, existen otras opciones para aliviar las molestias.

Cuando una mujer atraviesa por la menopausia, el cuerpo experimenta un descenso considerable en la cantidad de estrógeno que produce. La pérdida de esa hormona puede conducir a muchos síntomas que afectan las vías urinarias y la zona genital.

Una lesión del liquen escleroso

Ilustración médica de los cambios en las hormonas femeninas desde antes de la menopausia, durante el período alrededor de ella y la menopausia misma
.

Los síntomas de esto pueden incluir ardor al orinar, más frecuencia urinaria, necesidad urgente de orinar, incontinencia asociada con urgencia, más riesgo de infecciones de las vías urinarias, sequedad vaginal y comezón. Además de la sequedad posterior a la menopausia, los tejidos vaginales, por lo general, se afinan y pierden su elasticidad. Debido a esos cambios, las relaciones sexuales pueden no solamente ser incómodas, sino también dolorosas. Todos esos síntomas, en conjunto, se conocen como síndrome genitourinario de la menopausia (GSM, por sus siglas en inglés).

Según la Sociedad Norteamericana de Menopausia, hasta 45% de las mujeres presentan síntomas del síndrome genitourinario de la menopausia después de atravesarla, lo que incluye dolor con las relaciones sexuales por sequedad vaginal. No obstante y pese a que existe ayuda, menos de 25 por ciento de esas mujeres acuden al médico para intentar hacer algo al respecto.

Usted menciona que usa un lubricante vaginal. Ese producto de venta libre debe aplicarse antes de la actividad sexual para que las relaciones sexuales sean más cómodas y placenteras. Cuando el lubricante no basta, hay que considerar usar también un humectante vaginal. Ese producto puede igualmente adquirirse sin receta médica en la mayoría de las farmacias y se aplica en la vagina cada dos o tres días para mantenerla húmeda.

Si pese a usar el humectante y el lubricante todavía es incómodo o doloroso, haga una cita para hablar con el proveedor de atención médica acerca de las terapias de venta bajo prescripción que existen para la sequedad vaginal. Esa persona puede recomendarle un tratamiento con dosis bajas de estrógeno vaginal, cuya presentación es en distintas formas, incluido una crema que se aplica dos veces por semana o un anillo que se introduce en la vagina y se reemplaza cada tres meses.

Otra alternativa es un medicamento oral llamado Ospemifeno, que es un modulador selectivo del receptor del estrógeno (SERM, por sus siglas en inglés) y está autorizado para el tratamiento de las relaciones sexuales dolorosas debido al síndrome genitourinario de la menopausia. Si bien este medicamento es una alternativa para la mayoría de las mujeres, no se recomendable para quienes tienen cáncer de mama o corren alto riesgo de desarrollarlo. Su proveedor de atención médica puede ayudarle a encontrar un tratamiento para la sequedad vaginal según sus síntomas y preferencias personales, así como sus antecedentes médicos y familiares.

El proveedor de atención médica también puede hablar con usted respecto a cualquier otro síntoma de la menopausia que pudiese tener y conversar sobre la forma de aliviarlo. La terapia hormonal, que continúa siendo el tratamiento más eficaz para los sofocos y los sudores nocturnos relacionados con la menopausia, es adecuada para muchas mujeres; aunque su aplicación depende de la edad, del tiempo transcurrido desde que empezó la menopausia y del historial médico personal, entre otros factores. La conversación con su proveedor de atención médica le permitirá categorizar lo que es mejor para usted.

Dra. Stephanie Faubion, Clínica de la Salud Femenina de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com