Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La cama elástica más grande del mundo

La cama elástica más grande del mundo

Ya se sabe, lo primero es la seguridad. Así que el casco es obligatorio, mientras se van asimilando otras reglas: «nada de saltos mortales». Antes de que se dé cuenta uno está en bajando por el interior de una mina, con sus paredes rugosas, el goteo permanente de agua, la oscuridad y la inquietante sensación de adentrarse en las profundidades de la Tierra. Bounce Bellow es toda una aventura.

Lo que descubre una vez dentro de esta mina de pizarra es una cámara central gigantesca que ha sido transformada en una cama elástica o, mejor dicho, cinco niveles de camas elásticas unidas por toboganes de hasta 18 metros y todo bajo una luz multicolor que parece sacada de un videojuego. No existe nada igual en ningún otro lugar del mundo. La descabellada idea se ha convertido en una de las atracciones más populares del Reino Unido. Porque no hace falta ser un junkie de la adrenalina.

A Blaenau Ffestiniog, el nombre impronunciable de este rincón del norte de Gales, llegan familias a saltar en tropel. De eso se trata, de saltar sin parar sobre una red a través de la cual se intuye la profundidad del abismo. El espacio dobla en tamaño a la catedral de St Paul's en Londres. Mike Bernick, uno de los directores de ZipWorld, la empresa que hay detrás de Bounce Below, nos canta los números: «Hay 16 niveles, de los cuales ocho están cubiertos de agua. De la red más alta al suelo hay 55 metros de altura. En total, estamos ante 25 millas de túneles (40 kilómetros) y 250 cavernas».

Porque Bounce Below es solo una de las pequeñas locuras que se pueden cometer en ZipWorld. Tienen también más de 8.000 metros de cables con vistas espectaculares sobre este singular paisaje de pizarra y más allá. Uno de los tramos cuenta con una caída de 150 metros y una velocidad increíble.

Las tirolinas continúan incluso dentro de la mina, donde han montado un circuito de puentes de cuerdas, vías ferrata, túneles y, por supuesto, cables voladores.

Con información de elmundo.es










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com