Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Habla mejor en público

Habla mejor en público

Hablar en público es una actividad desagradable para muchos y cuanto mayor sea la importancia del evento, peor el miedo, pero como emprendedor deberás enfrentarte constantemente a exposiciones y presentaciones, ante tu equipo, socios, clientes o posibles inversionistas, por lo que debes hacerlo de la forma correcta para conectarte con tu audiencia.

Esto no representa a una tarea difícil porque no se trata de otra cosa que conversar, algo que prácticamente lo haces todo el tiempo. Te damos unos tips para que te conviertas en un buen orador:

1. Exprésate con sencillez. La gente que te escuche captará una o dos de las principales ideas que expongas. Si no puedes expresar en un par de enunciados el punto que propones comunicar, tu alocución no está bien definida, además, si no sabes con previsión lo que quieres decir, no lo sabrás decir en público.

2. Organízate. Sea largo o corto tu discurso, es importante ordenar los elementos del mismo, por lo que debes prever la introducción, puntos principales que se van a exponer y la conclusión.

3. No te extiendas. La duración de tu ponencia suele ser, como máximo, de 12 a 15 minutos. Evita los discursos demasiado largos y muy maquillados.

4. Sé sincero. Si actúas de forma poco natural probablemente no vas a convencer a nadie. Si no te parece graciosa una anécdota, no esperes que el público se ría con ella, si la información que pretendes transmitir no te despierta interés, tampoco lo despertará en los demás.

5. Aduéñate de la situación. En los primeros momentos de un discurso se establece el vínculo entre el público y el expositor, por lo que debes sonreír y agradecer a la persona que te presentó. No empieces hasta que hayas captado la atención de todos los presentes, cuando lo hagan, establece contacto visual, escogiendo tres caras amigables, una a la derecha, una a la izquierda, y una al centro, luego dirígete a una, a otra, a otra y así lograrás abarcar a todo el auditorio.

6. No leas, habla. Leer ante un auditorio no resulta tan eficaz como hablar directamente, porque la expresión espontánea quizás no sea tan pulida, pero definitivamente es mejor. No es recomendable redactar discursos, pero sí llevar notas para recordar lo que quieres decir y saber en qué parte va cada punto.

7. Relájate. Cuando estamos sometidos a tensión nerviosa, con frecuencia olvidamos cómo respirar correctamente, por lo que es necesario que toda persona que se vaya a presentar o a actuar en público conozca la importancia de la respiración. No inhales profunda y forzadamente, ni respires con mayor rapidez de la normal, porque te puedes hiperventilar y para relajarte, sólo tienes que mover el diafragma suave y rítmicamente, dando inhalaciones largas y profundas.










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.