Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Frases que jamás debe decir a su hijo cuando llora

Frases que jamás debe decir a su hijo cuando llora

El llanto es una expresión natural de los más pequeños de la casa. En la etapa infantil les cuesta expresar sus sentimientos o inquietudes por lo que en muchas ocasiones terminan llorando. Existen padres que en medio de esta situación pierden la calma, y acuden a utilizar frases que no ayudan a mejorar el momento, además puede dejar huellas en la personalidad de su hijo a medida que vaya creciendo. Por tal motivo, le presentamos a continuación esas frases que jamás debe decir a su retoño cuando llore:

1. «No llores, no seas tonto»: una de las frases más dañinas para los niños, pues al decirla, asociará una actitud negativa que terminará por avergonzarlo, la expresión simple de las emociones no es un acto indigno ni tonto, al contrario, en algunos casos puede llegar a ser un acto de valentía ya que al crecer se necesita más valor y habilidad para expresar asertivamente los sentimientos y emociones.

2. «No llores, ya no eres un bebé»: las lágrimas son un lenguaje que nace del corazón, cuando las palabras no bastan. Por eso, no es necesario condicionar el llanto a una edad. Llorar no siempre es expresión de inmadurez, y no es positivo ni conveniente establecer esa asociación.

3. «Deja de lloriquear o te daré un motivo de verdad para hacerlo»: en primer plano el acto de amenazar nunca será sano. No debe intentar que los niños se pongan en nuestro lugar porque no tienen las herramientas para conseguirlo, deben ser ustedes quienes adopten su perspectiva para consolarle y darle el apoyo que necesitan en ese momento. Si quiere que en el futuro sus hijos confíen en ustedes, no puede menospreciar más sus sentimientos y problemas.

4. «Vete a llorar a otra parte, no quiero escucharte»: cuando un niño llora es porque se siente triste, frustrado o asustado, de manera que apartarlo del adulto, que debería ser su fuente de seguridad y consuelo, no es la mejor estrategia para desarrollar un apego seguro. En su lugar, debería intentar comprender qué le sucede, por lo que sería mucho mejor decirle: «Estoy a tu lado, cuentas conmigo. Me quedaré hasta que te sientas mejor».

Sustituir ciertas actitudes o palabras puede hacer la gran diferencia, inténtelo y verá que todo el entorno será diferente, entre su hijo, el llanto y usted.

Con información de Guiainfantil










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com