Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
El sexo cambia según la nacionalidad

El sexo cambia según la nacionalidad

El sexo es bastante similar a la gastronomía. El arte de preparar una comida, la afición al buen comer, el conjunto de platos y usos culinarios propios de un lugar, tienen muchas similitudes con lo que sucede en la intimidad de una alcoba.

Cuando hablamos de la cocina en varios países, esta similitud se hace más grande, pues es bastante probable que, según la ubicación geográfica, tanto el sexo como la gastronomía, cambien. Si quiere predecir el comportamiento de su amante de acuerdo a su nacionalidad, preste atención a los siguientes puntos:

Con fetiches ocultos

En Japón, ni la seducción funciona como en Occidente. De hecho, las sorpresas en el país nipón comienzan desde el momento en el que se desea echarse en los brazos de su amante.

En su tradición y cultura no entran las exhibiciones de cariño, ni los besos en público, y mucho menos las efusividades propias de los latinos. Sin embargo, al margen de lo que se piense, no son más fetichistas que nosotros, pero sí son capaces de pagar el dinero que haga falta para conseguir sus deseos más ocultos.

Según Pornhub, los japoneses eligen el sexo protagonizado por sus compatriotas. Su producción pornográfica es diferente de la occidental y el sexo explícito no aparece ni en el hentai (la pornografía en dibujo animado).

Está prohibida la exhibición de los genitales y por eso se pixelan, aunque ellas lucen los pechos más grandes jamás imaginados. Los nipones adoran esta pornografía. La escena más exitosa del mítico portal tiene casi 9'5 millones de visitas, la mayoría japoneses. Más que toda la población de Tokio.

El misterio de los africanos

En África encontrará ingredientes absolutamente dispares. Por un lado, existe una auténtica reverencia hacia la eyaculación femenina en Ruanda y por otro, comunidades que practican la ablación del clítoris a las pequeñas, o lugares donde las niñas empiezan a tener relaciones sexuales desde que cumplen los ocho años.

Según Unicef, en al menos seis países africanos se practica el turismo sexual: Marruecos, Sudáfrica, Ghana, Madagascar, Kenia y Senegal. Pero también existe turismo sexual protagonizado por blancas ávidas de corroborar cuánto hay de cierto en la famosa fotografía del negro del WhatsApp.

Por otro lado, Senegal es el paraíso sexual de mujeres mayores de sesenta años dispuestas a pagar por sexo con hombres jóvenes. «Cuando llegamos a este país no imaginamos que en las playas encontraríamos el escenario donde los actores eran solo hombres negros y mujeres blancas jugando al romance», relató Daniel Consalvo, autor de un reportaje para sinfiltro.com, «ellos se acercaban a ellas; cuando uno captaba el interés de la mujer, el resto asumía su derrota y se alejaba» afirmó.

No existen los celos

En Groenlandia y toda la tundra de Canadá, la de Siberia y el Norte de Alaska. La poligamia está más que aceptada, un hombre tiene tantas esposas como pueda mantener y cualquiera de sus mujeres podrá tener relaciones sexuales a su antojo.

La virginidad no tiene el más mínimo valor; tal y como ocurría con los vikingos, que incluso preferían no unir sus vidas a una mujer que jamás hubiera estado antes con otro hombre. La sociedad en la que viven no deja espacio para los celos o los formalismos religiosos.

Tanto los inuits como los yupik, reciben con sumo gusto a los visitantes, cediéndoles incluso a sus esposas por una noche de pasión. El hecho de que su población sea tan pequeña, no más de 175.000 censados con cuatro nacionalidades diferentes (canadienses, rusos, daneses y estadounidenses), los hace bastante más permisivos y tolerantes que el resto de parejas del planeta.

Con información de El País










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com