Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
El Síndrome de Guillain-Barré

El Síndrome de Guillain-Barré

El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a parte del sistema nervioso periférico. Los primeros síntomas de esta enfermedad incluyen distintos grados de debilidad o sensaciones de cosquilleo en las piernas, su causa se desconoce. El síndrome puede presentarse a cualquier edad pero es más común en personas de ambos sexos entre las edades de 30 y 50 años. A menudo, aparece después de una infección menor, generalmente una infección respiratoria (pulmón) o infección gastrointestinal (intestinos). Los signos de la infección original usualmente ya han desaparecido antes de que los signos del síndrome de Guillain-Barré comiencen.

Es un síndrome que se da cuando el cuerpo ha pasado por otras enfermedades y se encuentran bajo de defensa. Los síntomas de Guillain-Barré empeoran muy rápidamente y puede tomar únicamente unas cuantas horas para llegar a los síntomas más graves.

La debilidad muscular o la pérdida de la función muscular (parálisis) afecta ambos lados del cuerpo. Si la debilidad muscular comienza en las piernas y luego se disemina a los brazos, se denomina parálisis ascendente. Los pacientes pueden notar hormigueo, dolor en la pierna o la mano y torpeza. A medida que la función muscular empeora el paciente puede requerir asistencia respiratoria.

Los síntomas típicos son:
1. Debilidad muscular o pérdida de la función muscular (parálisis) la debilidad comienza en los pies y las piernas y puede progresar hacia arriba hasta los brazos y la cabeza puede empeorar rápidamente entre 24 y 72 horas. Puede comenzar en los brazos y progresar hacia abajo puede ocurrir en los brazos y las piernas al mismo tiempo puede ocurrir únicamente en los nervios craneanos en los casos leves, es posible que no ocurra ni la parálisis ni la debilidad.

2. Falta de coordinación.

3. Cambios en la sensibilidad.

4. Entumecimiento, disminución de la sensibilidad.

5. Sensibilidad o dolor muscular (puede ser similar al dolor por calambres).

6. Visión borrosa.

7. Dificultad para mover los músculos de la cara.

8. Tropezones y caídas.

9. Palpitaciones (sensación táctil de los latidos del corazón).

10. Contracciones musculares.










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com