Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
El Pacífico mexicano, entre ballenas y playas escondidas

El Pacífico mexicano, entre ballenas y playas escondidas

Entre Puerto Vallarta y Riviera Nayarit se esconden idílicas playas, pueblos mágicos y atardeceres de ensueño. Descubrir el país azteca desde esta orilla es otra historia.

Las vistas al Pacífico, entre Puerto Vallarta y Riviera Nayarit, pintan un escenario también rodeado de maravillosas playas -la de la imagen principal tiene su historia aparte- donde practicar surf, contemplar ballenas jorobadas o simplemente relajarse, pero también conocer las historias que esconden sus pueblos mágicos o dejarse envolver por los atardeceres en el malecón de Puerto Vallarta. Y por qué no brindando con un vaso de raicilla.

Playa Escondida. Es una de las joyas de la zona. Está en bahía de Banderas, en el Parque Nacional Islas Marietas de Riviera Nayarit, y se llega a ella en lancha desde numerosos puntos de la costa. Desde hace poco más de un año el acceso a esta Reserva de la Biosfera de la Unesco está restringido -el turismo sin control obligó a ello- y sólo pueden visitar Playa Escondida 117 personas por día.

Hay que reservar con antelación la visita y sólo se permite un máximo de quince personas a la vez y no más de veinte minutos. Una vez se llega a la zona, hay que atravesar a nado -ataviados con chalecos y cascos- una gruta para pisar finalmente la arena. La belleza del lugar -en este caso, la realidad supera con creces la foto- resulta impactante.

Cuando logre despertar del sueño de este tesoro de arena fina y coral, contemple la cantidad de especies que le rodean. Quizá se cruce con un ibis, con un pájaro bobo de patas amarillas y azules -especies que sólo verá aquí- o con una garza tigre.

Ballenas jorobadas. De las muchas imágenes que se llevará de este destino, sin duda la de estos enormes cetáceos serán de las más espectaculares. Se puede navegar a la espera de que alguna de ellas salga a la superficie. Pueden medir 15 metros de largo y pesan entre 40 y 50 toneladas. «En el Pacífico hay unos 2.000 ejemplares», explicaba Maru, bióloga de Wildlife Connection, empresa que organiza excursiones para avistarlas.

No desespere si tardan un poco en dejarse ver; el espectáculo merece -y mucho- la pena. También los delfines se mueven a sus anchas por estas aguas.

Con información de http://www.elmundo.es










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com