Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Cocina

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
El inmenso Madrid gastronómico

El inmenso Madrid gastronómico

En Madrid hay miles de restaurantes, pero sólo algunos están dentro de la reconocida constelación «Michelin». La estrella que más brilla en este universo es David Muñoz, un auténtico renovador de la cocina que consiguió su tercera estrella con DiverXO. Hay que reservar con mucha antelación, por lo que una buena opción puede ser decidirse por la versión más «casual» de este establecimiento, StreetXO.

Con dos estrellas, hay un auténtico abanico de propuestas, desde el Santceloni, en el mismo Paseo de la Castellana, a la vanguardia por excelencia de la cocina de Paco Roncero en la Terraza del Casino, o al Club Allard, bajo la dirección de la chef María Marte.

También dos estrellas tienen el singular concepto culinario de DSTagE de Diego Guerrero o el cuidado menú de Ramón Freixa en el majestuoso barrio de Salamanca, al igual que Coque (Mario Sandoval), que acaba de abrir en la capital.

En los establecimientos con una estrella hay varias propuestas culinarias foráneas como Kabuki -la cocina japonesa de Ricardo Sanz- o Punto MX -del chef Roberto Ruiz-, sin olvidar la cocina creativa gallega que propone Ricardo Domínguez en su «Lúa».

Chocolaterías, cafeterías y coctelerías para no perderse.

Un buen menú nunca debe carecer de postre y, si es dulce, mejor. En Madrid hay una importante tradición de chocolaterías y hornos donde tomar un café y un dulce, como la tradicional Chocolatería de San Ginés o el Horno San Onofre, que oferta las tartas más tradicionales y deliciosas de Madrid.

Si la sobremesa de este menú se alarga, una costumbre también muy española, ha llegado el momento de tomar algún «digestivo», quizá en alguno de los clásicos. Entre ellos, el Museo Chicote, ubicado en plena Gran Vía madrileña y auténtico refugio de la «canallesca» madrileña desde hace décadas o, si la velada se alarga, al Tony 2, un piano bar de costumbres sesenteras en el que se reúnen cada noche un variopinto público para cantar y convivir en torno a un piano de cola.

Hay quien termina de día con otra tradición muy madrileña, desayunar chocolate con churros y, para esta opción, el indispensable es la chocolatería San Ginés.

El menú madrileño es, por tanto, un divertido cóctel de propuestas, desde las más tradicionales a las más novedosas, dispuestas a conquistar los paladares de los millones de turistas que llegan a la capital con intención de saborearla. Buen provecho.

Con información de Efe










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com