Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
El agua que El Niño se llevó

El agua que El Niño se llevó

Según un informe emitido por el Índice Global del Hambre (GHI), el uso insostenible de la tierra, del agua y de la energía están amenazando la seguridad alimentaria de las personas más pobres. "El hambre está inextricablemente relacionada con el aumento de las presiones sobre la tierra, el agua y las fuentes energéticas".

Burundi y Eritrea, seguidos de Haití, son los países que más hambre extrema presentan, debido a los efectos climáticos. Pero, ya no hay que ir tan lejos. En algunos países sudamericanos, como Venezuela y Colombia, el fenómeno del Niño ha estado afectando de manera alarmante tanto a las personas, como a ciertos sectores energéticos.

La fuerte sequía que experimenta Venezuela ha llamado la atención de las autoridades nacionales. "El ministro venezolano de Ecosocialismo y Aguas, Ernesto Paiva, invitó el reciente mes de enero a promover el ahorro de agua ante la fuerte sequía que vive el país provocada por El Niño", reseñó el portal web teleSUR.net.

Este fenómeno es responsable de fuertes sequías. Los principales embalses de Venezuela se han visto afectados por la falta de lluvias, situación que podría prolongarse hasta finales de abril o principios de mayo. Otra de las consecuencias de este fenómeno, es el incremento de las temperaturas, que podrían generar incendios, aunado a esto, el déficit de precipitaciones que viene presentándose desde años anteriores en el país, acentúa en mayor grado los impactos de El Niño.

Pero, nuestro país no es el único que está siendo asolado por las altas temperaturas. En el departamento de La Guajira, en la región Caribe colombiana, las necesidades básicas de sus pobladores están insatisfechas. La sed y el hambre atacan en esta tierra desierta. Y no es la primera vez que este fenómeno ataca con tanta fuerza. En julio de 2014 fallecieron 15 mil cabezas de ganado, y de acuerdo con cifras del Dane, entre 2008 y 2013 murieron 4151 niños: 278 por desnutrición, 2671 por enfermedades y 1202 que no alcanzaron a nacer.

La revista colombiana Hechos y Crónicas explica que hombres, mujeres y niños hacen lo que sea por tener un poco de agua. "Algunos caminan varios kilómetros a pie. Otros se montan en burro, bicicleta o moto para recoger el preciado líquido. El problema es que están muriendo las familias".

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió sobre las pérdidas en las cosechas. Las sequías han influido en la producción mundial de arroz, trigo, café y otros cultivos. Otros países que también están atravesando un período de lluvias irregulares y mucho calor son Honduras, Guatemala y El Salvador.

Tierra seca, toda una tragedia
El Niño es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacifico oriental ecuatorial, el cual se manifiesta erráticamente cíclico. Es responsable de inundaciones y deslizamientos de tierra que destruyen las cosechas. Además, presenta una alteración de la presión atmosférica, lo que provoca un cambio en la dirección y velocidad del viento.

William Patzert, investigador experto de la NASA, declaró para BBC Mundo que es casi un hecho que los impactos climatológicos de este año serán enormes, quizá superiores a los suscitados entre los años 1982-1983 y 1997-1998. Es por ello que la agencia especial estadounidense compara este 2016 con el fenómeno monstruoso de hace 18 años.

¿Cómo enfrentar El Niño?
Recomendaciones para prevenir incendios forestales, racionamientos de agua o cualquier desastre natural que pueda generar este fenómeno:

1. Cuidar cada gota: Hacer uso racional del agua en todas las actividades que se requiera.

2. Foco de la vida. Apagar las lámparas y aparatos eléctricos cuando no están siendo utilizados.

3. Más sombras. Evitar las exposiciones prolongadas al sol.

4. Comer bien. Ingerir alimentos que contribuyan a reponer las sales perdidas por el sudor, como frutas, vegetales y jugos.

5. Cuidado con una chispa. No arrojar cigarrillos encendidos, fósforos, vidrios, ni combustibles.

6. Cuidar bien los jardines. Regar las plantas a las seis de la mañana las mantendrá vivas. Evitará que los terrenos se agrieten.

7. Aguas jabonosas: Se podrían usar para humedecer la superficie de los suelos donde crece el pasto que alimenta al ganado.

8. Sembrar árboles. Ejemplares nativos. Además de ser un ahorro de agua, ayudan a dar sombra a la tierra. Esto evitará que se agriete.

9. Reservas de riego. Ayudará a medir cuánto se desperdicia y servirá para tener una reserva y alimentar a los animales.

10. Pasar la voz. Campañas de sensibilización sobre el uso racional del agua y energía, medidas para prevenir incendios forestales, prevención de enfermedades y exposiciones al sol.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.