Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Eduque a sus hijas para alimentarse bien sin obsesionarse

Eduque a sus hijas para alimentarse bien sin obsesionarse

La cultura de la delgadez, la perfección física y la obesidad, son sólo algunas de las causas que conducen a los jóvenes a regímenes dietéticos que derivan en trastornos de alimentación. Si percibes que tu hijo ha cambiado su conducta alimentaria, se ha obsesionado con el ejercicio y tiene cambios de ánimo repentinos, es recomendable observar atentamente estos signos de alarma.

De acuerdo con estudios epidemiológicos, uno de cada 200 adolescentes padece anorexia nerviosa en España, y uno de cada 50, bulimia nerviosa. Sin embargo, esta cifra podría ser mayor, si se tiene en cuenta que muchas personas no buscan ayuda profesional y prefieren aislarse de todo los que los rodea.

Según las tasas de género, por cada 9 chicas afectadas hay un chico, especialmente en la adolescencia, explicó la doctora Montserrat Graell, coordinadora de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital Niño Jesús de Madrid. Si tenemos en cuenta a los niños en edad escolar, por debajo de los 13 o 14 años, «por cada 9 chicas hay 6 chicos», agregó la especialista.

«La prevalencia de casos en chicas podría estar relacionada con el inicio en la pubertad, cuando el cuerpo de la niña empieza a cambiar y a transformarse en mujer. También existe un componente genético que se despierta en algunas personas, disparado por la influencia del entorno y la falta de autoestima, que las hace más vulnerables a sufrir un trastorno mental a lo largo de su vida», indica efesalud.com.

El tratamiento para las chicas que presentan este tipo de trastornos alimenticios incluye terapia multidisciplinaria, psicológica y psiquiátrica. En caso de no intervenir a la paciente a tiempo, a futuro pueden aparecer consecuencias nefastas para la salud fisiológica, como desnutrición, osteoporosis e incluso la muerte. La mayoría de los efectos negativos se dan en el entorno social, ya que la frustración y la depresión pueden limitar su capacidad para el trabajo y el estudio.

Con información de efesalud.com










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com