Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sociedad

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Día Mundial del Lavado de Manos

Día Mundial del Lavado de Manos

Esta celebración nació en 2008 como iniciativa de la Alianza Global, un grupo de organizaciones internacionales establecida en 2001, que cuenta entre sus miembros al Programa de Agua y Saneamiento, el Unicef, la USAID, el Banco Mundial, entre otros.

El día está dirigido a promover y a incrementar la concienciación y comprensión de la importancia del lavado de manos con jabón, como un medio efectivo para prevenir y reducir enfermedades letales, como la diarrea y las infecciones respiratorias agudas.

¿Cuál es la manera correcta de lavarse las manos?

Un lavado de manos apropiado requiere jabón y solo una pequeña cantidad de agua. No es necesario tener agua corriente de un grifo; un pequeño recipiente de agua es suficiente.

Las manos húmedas se deben cubrir con jabón y frotar toda la superficie, incluidas las palmas, el dorso, entre los dedos y especialmente debajo de las uñas, por lo menos veinte segundos. Luego, se deben enjuagar bien con agua corriente y secarlas, ya sea con una tela limpia, toallas desechables o agitando las manos.

¿Ha pensado alguna vez cuántos microbios puede haber en sus manos?

Son millones las bacterias que habitan en esta zona. La mayoría son inofensivos, pero algunos pueden causar enfermedades como la gripe, la diarrea, entre otros.

¿Cuándo debe lavarse las manos?

- Antes, durante y después de preparar alimentos.

- Antes de comer: desayunar, almorzar, merendar o cenar.

- Antes y después de atender a alguien que esté enfermo.

- Antes y después de curar heridas o cortaduras.

- Después de ir al baño.

- Después de un viaje.

- Después de cambiar pañales a un niño o limpiarlo después de que haya ido al baño.

- Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

- Después de haber tocado animales, alimento para animales o excrementos de animales.

- Después de tocar basura.

- Después de jugar, por ejemplo, a la pelota.

Esta práctica es muy importante puesto que aunque la mayoría de las cosas que tocamos parezcan estar limpias, pueden realmente estar sucias y traspasarnos bacterias o gérmenes que no podemos ver a simple vista.

Con información de abc.com.py










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com