Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Cuidados del cordón umbilical

Cuidados del cordón umbilical

Una vez que el bebé nace, es separado de la placenta materna a la que ha estado unido por nueve meses, cortando y luego ubicando una pinza plástica especial en el trozo de cordón sobrante. Así, tras el desprendimiento de este en forma natural, que ha de tardar entre 5 a 15 días, es fundamental tomar las debidas previsiones para evitar que se infecte y lograr que cicatrice de la mejor forma posible.

Cuidados en la clínica:

Dejar secar el cordón al aire sin taparlo con gasas, vendas o ropa.

Promover el contacto de la piel del bebé con la madre, al menos durante las 24 horas, para favorecer la colonización de bacterias de la piel que aporta la madre del pequeño.

Evitar bañar al recién nacido por los menos durante las primeras seis horas de vida.

Cuidados en el hogar:

No cubrirlo con el pañal.
Doblar un poco la parte superior del pañal al colocarlo y dejar expuesto el ombligo, para evitar que se contamine con las heces u orina del bebé.

Evitar el exceso de humedad.
No sumergir por completo esta zona del abdomen durante el baño del niño. Cuanto más seco se mantenga, más rápido se desprenderá y habrá menos riesgo de infección.

Limpieza del cordón.
Al menos dos veces al día, impregnar una gasa estéril en la solución antiséptica para limpiar con suavidad la zona del cordón.

Dejar que caiga de forma natural.
Aunque esté casi desprendido no intente arrancarlo, pues al secar por completo y desprenderse de la piel del bebé, este caerá por sí mismo.

Con información de Bebes y Más










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com