Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Conozca más sobre el síndrome de excitación persistente

Conozca más sobre el síndrome de excitación persistente

Conocido por sus siglas en inglés como PSAS, se trata de un trastorno que se caracteriza por la presencia de tensión genital, que puede ir acompañada o no por orgasmos, y que no requiere que exista un deseo sexual previo.

La primera vez que se docuimentó fue en el año 2001, y en 2003 se reconoció oficialmente como una disfunción sexual. Aunque es más común entre mujeres, la ciencia no descarta que el síndrome de excitación persistente pueda presentarse en hombres.

Entre los principales síntomas de esta afección están:

- Aumento en su frecuencia cardíaca

- Respiración acelerada

- Contracciones musculares en la zona pélvica

Estas reacciones indican que su cuerpo se prepara para llegar al orgasmo, y pueden presentarse en repetidas ocasiones a lo largo del día.

Tal vez piense que tener orgasmos involuntarios debe ser muy satisfactorio. Pero la verdad es que se suelen presentar en momentos inoportunos, por lo que esta situación llega a ser tan desagradable e incómoda, que las mujeres que padecen PSAS pierden por completo el interés en las relaciones sexuales y le rehúyen al contacto físico.

De acuerdo con el Instituto de Medicina Sexual, algunas de las causas que detonan el síndrome de excitación persistente son:

- Los llamados quistes de Tarlov, pequeñas tumoraciones que aparecen en las últimas vértebras de la columna.

- Malformaciones o tumores en la zona genital.

- Uso de antidepresivos, como la trazodona.

- Estrés y trastornos neurológicos como la epilepsia y el fenómeno del nervio pudendo (neurona asociada a la excitación).

Hasta la fecha no se conoce un tratamiento efectivo, sin embargo, se cree que aplicar anestesia local en la zona en la que aparecen los quistes de Tarlov implicaría una mejoría.

Con información de Ideas que Ayudan










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com