Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Si bien los problemas son inevitables, es responsabilidad directa de los dos miembros de la pareja crear ese espacio en el que sentirse fuerte y buscar soluciones conjuntas
Claves para la pareja unida

Claves para la pareja unida

Les proponemos tres ingredientes que suelen ser infalibles para que una pareja pueda mantenerse en el tiempo de manera satisfactoria para ambos:

-Respeto, que significa no causar daño a la pareja, ni físico, ni emocional, ni psicológico.
-Aceptación, que supone el compromiso personal de admitir a la otra persona como es, sin reproches ni exigencias.
-Generosidad, recíproca, pues las relaciones se consolidan con lo que ambos se aportan mutuamente.

Cuando ambos miembros de la pareja desean que funcione la relación, intentan hacer todo lo posible por aclarar situaciones conflictivas, sin que se prolonguen. Así evitan que años después, y sin motivo que lo justifique, vuelvan a ponerse sobre la mesa aquellas cuestiones que no se solucionaron en su debido momento.

De esta forma, por muchas situaciones difíciles externas que le puedan ocurrir a la pareja, uno siempre tendrá la sensación de estar cobijado, de que hay un lugar donde sentirse seguro y estar en buena compañía.

Si bien los problemas son inevitables, es responsabilidad directa de los dos miembros de la pareja crear ese espacio en el que sentirse fuerte y buscar soluciones conjuntas. Vamos a tener en cuenta las siguientes pautas para ver cumplido nuestro objetivo:

-La pareja es consecuencia de las aportaciones de los dos, es decir, es el resultado de lo que ambas partes aportan a la misma.
-Evitar la crítica vacía, las etiquetas o sentencias dañinas sobre el otro. Las parejas sanas trabajan en adaptar sus conductas mutuamente, en buscar el equilibrio y en encontrar de forma conjunta soluciones.
-Aceptarse mutuamente, sin esperar la perfección, aunque lógicamente el balance de lo que agrada ha de superar con creces al que desagrada.
-Comunicarse con frecuencia y de forma honesta, con el objetivo de buscar soluciones para las situaciones planteadas, y no culpables a los que castigar y hacer sentir mal.
-Querer a su pareja cada día, dando muestras de su amor con frecuencia (pequeños detalles cotidianos hechos con atención y cariño, reconocer y agradecer los gestos generosos de la pareja, etc.).
-Ser capaz de pedir disculpas cuando uno se ha equivocado, e interpretar los errores como una forma de crecer y de consolidar la relación.
-Evitar en todo momento el mal carácter, que suele ser más un síntoma de inmadurez que de capacidad para afrontar situaciones inesperadas, y saber afrontar las situaciones difíciles de manera positiva.
-Aprender a querer de una forma sana supone no perder la propia identidad y autonomía, sino más bien potenciarla y ayudar a nuestra pareja a que también lo haga, en el marco de un concepto de pareja basado en la reciprocidad, la confianza, el respeto y el crecimiento conjunto.

Adiós a los problemas

Saber resolver un conflicto es una habilidad necesaria para la solidez de una pareja. No resulta sencillo, porque el aprendizaje generalizado no se centra en la solución de problemas, sino en la manera de evitarlos. Por eso, cuando inevitablemente surgen problemas en el entorno de pareja, disponemos de escasos recursos para afrontarlos.

Nuestras recomendaciones para decirle adiós a una situación desagradable, y así poder avanzar en la relación y tener mayor complicidad con la pareja, son las siguientes: no imponer el propio criterio y no humillar ni permitir vejaciones a la propia dignidad.

Decir ciertas palabras o hacer ciertas cosas de las que uno pueda arrepentirse no hace más que añadir dificultad, magnificar e incluso dañar seriamente la relación. Tal vez con algo más de autocontrol y análisis objetivo de la situación podemos resolver los desencuentros y dificultades en mucho menos tiempo, y evitar así malentendidos o el deterioro definitivo de la relación.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.