Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Bacterias intestinales podrían causar autismo

Bacterias intestinales podrían causar autismo

Una nueva investigación sugiere que las bacterias intestinales podrían causar autismo, según informó el Daily Mail. Los patógenos en el estómago alteran el desarrollo del cerebro y pueden aumentar el riesgo de que un individuo sufra de este desorden, explica el estudio. Una relación de tres vías entre el cerebro, el intestino y la hormonal del estrés, el cortisol, parece influir en cómo los mensajes se envían al cuerpo, lo que puede dar lugar a síntomas autistas, agrega la investigación.

«Los cambios durante la infancia pueden tener efectos profundos en el desarrollo del cerebro, y es posible que el microbioma, o la colección de bacterias, hongos y virus que habitan en nuestro intestino, jueguen un papel en el proceso», dijo el autor principal del estudio, el doctor Austin Mudd, de la Universidad de Illinois, en Urbana Champaign.

Los expertos afirman que estudios adicionales son necesarios antes de que este mecanismo de tres vías pueda ser utilizado para determinar los síntomas del autismo. Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron a lechones de un mes de edad. Los cochinillos fueron elegidos porque su cerebro y desarrollo intestinal se asemeja a los de los seres humanos. Examinaron, asimismo, las heces para determinar si las bacterias influyen en los compuestos de la sangre y sus cerebros.

Los resultados revelaron que la presencia de bacterias Bacteroides y Clostridium en las heces se asocia con niveles más altos de una sustancia implicada en la señalización celular, conocida como mio-inositol. Los Bacteroides también están relacionados con cantidades crecientes de una sustancia llamaa creatina, en el cerebro.

Se encontró que la bacteria Butyricimonas estaba unida al aminoácido n-acetilaspartato (NAA) en el cerebro, mientras que la Ruminococcus redujo la concentración cognitiva de NAA. De igual modo, se determinó que la presencia de tales bacterias influía en los niveles de las hormonas cortisol y serotonina, ambas determinadas por bacterias intestinales.

Con información de Daily Mail










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com