Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Así son los hoteles para abejas en México

Así son los hoteles para abejas en México

Estudiantes del estado mexicano de Jalisco crearon con materiales naturales un «hotel» para abejas silvestres que funciona como refugio para estos insectos en peligro de extinción.

Los jóvenes de entre 17 y 18 años desarrollaron estos «hoteles» con la intención de proteger a las abejas silvestres y retribuirles un poco del daño que los humanos han hecho a sus lugares de anidación mediante la tala de árboles y la expansión de las ciudades hacia el campo, dice a EFE Lía Quezada, alumna de tercer grado de la preparatoria Signos.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las abejas silvestres son un importante elemento para la polinización de flores y plantas, así como un indicador de la salud del medio ambiente, al tiempo que promueven y reflejan la diversidad biológica.

Los estudiantes tomaron talleres e investigaron por varias semanas para conocer a profundidad la forma de reproducción de la abeja silvestre, su importancia en la cadena alimenticia y la dinámica de su hábitat.

Las silvestres son endémicas de los países de América, no tienen aguijón y, por lo tanto, no son agresivas, no crean panales y no hacen una estructura social, por lo que conviven muy pocas en un mismo lugar.

En el «hotel», estos insectos pueden pasar largas temporadas en un sitio seguro donde pueden hacer sus nidos, dejar sus larvas, pasar la noche y protegerse durante la temporada frío que suele ser mortífera para ellas. El refugio está elaborado con materiales naturales, entre ellos madera, trozos de carrizo cuyos huecos sirven de guarida, hojarasca o piñas de árboles de pino.

Los materiales se pueden agrupar en cajas de madera o en botellas de plástico pet, lo que también ayuda a reciclar estos envases. En menos de diez minutos, el hotel está listo y se puede colocar en el jardín, en las azoteas, en el patio o en algún lugar de la casa que esté abierto, preferentemente con algunas flores y luz solar.

«No tienes que cuidarlo, solo lo dejas en tu jardín y está libre para que lleguen las abejas. No corres peligro porque muchas abejas si no se sienten amenazadas no van a agredirte de ninguna forma», explica Quezada.

Además de los «hoteles» que los estudiantes y sus profesores colocaron dentro y fuera de la preparatoria, el proyecto es replicado mediante talleres gratuitos que ofrecen en museos o escuelas, para que las personas sepan cómo construir estos refugios y se animen a tenerlos en sus propias casas.

Con información de EFE










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com