Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Aprovecha las bolsitas de infusión para hacerte mascarillas

Aprovecha las bolsitas de infusión para hacerte mascarillas

Los restos de planta que contienen las bolsitas de infusión, una vez reposados con agua caliente, activan sus propiedades, las cuales se pasan al agua pero también permanecen en las hojas humedecidas.

Al mezclarlas con otros ingredientes conseguimos potenciar sus efectos y, además, nos permiten exfoliar el rostro con suavidad una vez retiremos la mascarilla.

Elegiremos una bolsita de infusión utilizada, que será el ingrediente base de nuestra mascarilla. Abriremos la bolsita y pondremos el contenido en un bol, en el cual añadiremos, también, el resto de ingredientes, adaptados para nuestro tipo de piel:
a. Para hidratar sin aportar demasiada grasa: yogur, leche de avena, plátano, miel de abeja, aceite de coco o aceite de jojoba, yema de huevo.
b. Para nutrir en profundidad: aceite de oliva, aceite de sésamo, aceite de lino, aceite de rosa mosqueta, aguacate.
c. Para dar firmeza a la piel: gel de aloe vera, clara de huevo.
d. Para eliminar el exceso de grasa: jugo de limón, jugo de piña, agua marina.
e. Para regular pieles mixtas: aceite esencial de lavanda, arcilla blanca.
f. Para calmar pieles delicadas: agua de rosas, aceite esencial de lavanda, yogur, avena, arcilla blanca.
g. Para controlar los granitos y prevenir el acné: arcilla verde, aceite esencial de árbol de té, aceite esencial de menta, aceite de onagra, levadura de cerveza.

¿Cómo aplicarla?
1. Mezclaremos los ingredientes hasta conseguir una pasta que nos podamos untar con facilidad.
2. Nos la aplicaremos sobre la piel del cutis limpia, lavada y seca, evitando la zona más sensible del contorno de los ojos.
3. La dejaremos actuar entre 15 y 30 minutos.
4. Nos aclararemos con agua haciendo un poco de exfoliación en las zonas más grasas, que suelen ser la frente, la nariz y, a veces, la barbilla.
5. A continuación nos hidrataremos la piel con nuestra loción habitual.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
El Caribe | Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.