Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Aprenda a reconocer los tipos de té

Aprenda a reconocer los tipos de té

El té es el resultado de la infusión de algunas hojas de una planta que puede traer diversos beneficios para la salud del organismo, entre otros aportes. Sin embargo, existen varios tipos de té, todos con propiedades distintas que generan diversos resultados.

Para identificar cada uno de ellos, es necesario primero saber que todos son provenientes de la misma planta, la camellia sinensis, por lo tanto, la clasificación de esta bebida, se basa en el proceso de su elaboración, principalmente en función del grado de fermentación u oxidación.

Ahora bien, si quiere conocer más sobre el tema, preste atención a la definición de estos seis tipos de té:

Verde: se caracteriza por proceder exclusivamente de las primeras hojas del brote de la planta del té. Estas son secadas y picadas sin que haya fermentación. Se le atribuyen múltiples beneficios, entre ellos, la capacidad de contribuir a la pérdida de peso.

Estos efectos son atribuidos a su contenido en cafeína, que puede acelerar el metabolismo, y a los compuestos con capacidad antioxidante tales como las catequinas.

No obstante, «varios estudios de calidad ponen en evidencia que la ingesta de té o de sus extractos no ejerce efectos estadísticamente significativos sobre el peso en adultos con sobrepeso u obesidad. Se observa un pequeño efecto sobre la disminución del porcentaje de masa grasa pero no es clínicamente relevante», aclara la nutricionista.

Amarillo: sigue un proceso parecido al té verde pero con una fase de secado más corta en la que las hojas húmedas se dejan reposar y se amarillean. El aroma se confunde a veces con el té negro pero su sabor sigue siendo similar al del té blanco y el verde.

Blanco: Son los brotes de la planta aún sin abrir (de ahí su delicado aroma y sabor) que se secan a baja temperatura a la luz solar, sin permitir que se oxiden. Su producción es muy limitada.

Azul (oolong): Es un té medianamente oxidado y tiene un sabor más parecido al té verde que al té negro. No tiene el aroma dulce y rosáceo del té negro ni las fuertes notas herbales que caracterizan al té verde.

Negro: Se elabora con las hojas frescas de la planta del té que, tras oxidarse, cambian de color verde a un tono marrón oscuro (aunque no pierde su sabor ni su aroma con el tiempo). Es el té con más cafeína de todos, por lo que es el más estimulante. Su infusión rojiza y oscura es muy popular en los países occidentales.

Rojo: Originario de la provincia China de Yunnan, durante mucho tiempo se le ha conocido como el té de los emperadores por ser de su uso exclusivo. Al contrario que otros tés que suelen tomarse frescos tras su recolección, el proceso de fermentación en barricas de bambú es muy largo (pudiendo oscilar entre dos y 60 años).

Se adquiere en bolas compactas que se desmoronan antes de su preparación y que resultan en una infusión de color cobrizo.

Con información de EFE










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com