Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Aprenda a practicar el beso de Singapur

Aprenda a practicar el beso de Singapur

Al sexo siempre hay que ponerle picante, subirle el tono y darle ciertos giros para evitar caer en la rutina. Es por ello que los especialistas siempre recomiendan a las parejas aplicar diferentes técnicas que puedan sorprender al otro, y si son un poco más atrevidas, consultarlo previamente.

En esta categoría entra el conocido beso de Singapur, también llamado pompoir o kabazza, una técnica placentera tanto para el hombre como para la mujer, debido a que ayuda a tener un mejor orgasmo en ambas partes, eso sí, se necesita la penetración de un pene o juguete sexual en una vagina.

Para poder desarrollar esta técnica, la mujer debe entrenar los músculos de su vagina, puesto que consiste en succionar el pene cuando se encuentra en el interior de la mujer. Estos movimientos aportan una mayor estimulación tanto para ellos como para ellas.

El músculo que las féminas deben entrenar es el pubocoxígeo, y puede hacerlo con ejercicios de apretar y soltar la vagina (como cuando intenta aguantar el pis) o utilizar las bolas chinas para fortalecer esta zona.

¿Cómo dar un beso de Singapur?

-La mujer debe acomodarse encima de su pareja para que ella domine la escena. No hay una postura específica, pero siempre es mejor sentarse o recostarse sobre él.

-Una vez que el pene se encuentre dentro de la vagina hay que mantener la cadera quieta durante algunos segundos para concentrarse en el movimiento del músculo pubocoxígeno. Éste debe contraerse de manera rítmica e intensa para apretar el órgano masculino y así estimular un orgasmo potente.

-Si no tiene idea de cuál es el músculo pubocoxígeno le será muy fácil reconocerlo si la próxima vez que vaya al baño intentas interrumpir el flujo de orina. Ese músculo que apretó para detener el paso de la orina es el que debe presionar y relajar mientras tiene relaciones sexuales.

Hay mujeres que logran practicar el pompoir con facilidad y otras que necesitan de un «entrenamiento» para lograrlo. Los ejercicios de Kegel son los más recomendados, los que también benefician la salud de la mujer preparándola para tener una mejor recuperación después de un parto, la incontinencia urinaria, entre otros.

Con información de Cultura Colectiva










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com