Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Aprenda a gestionar los miedos

Aprenda a gestionar los miedos

Todos tenemos miedos, pero existen dos de ellos que pueden amargarnos, literalmente, la vida. Esto ocurre así porque no sabemos cómo gestionarlos; por ende, escapamos, los ignoramos o los alimentamos.

El gran problema que tienen los miedos es que nunca desaparecen por sí solos, es decir, para que así lo hagan debemos de hacer un trabajo previo nosotros mismos. Este puede ser de diferentes maneras. Depende mucho de en qué estemos centrando en ese miedo o qué situación sea la que más nos aterra.

1. Miedo a la muerte

Este es uno de los peores miedos que se pueden tener, pues es el que sabemos que tarde o temprano se cumplirá, sí o sí. Da igual lo mucho que lloremos, pataleamos o los pensamientos negativos que puedan rondar por nuestra mente. Queramos o no, la muerte es algo muy real que nos tocará experimentar.

Muchas personas viven su vida de forma amarga porque piensan «si voy a morir, ¿de qué me sirve esforzarme tanto por hacer las cosas bien o ser feliz?». No obstante, esta forma de pensar puede cambiar de perspectiva.

Tenemos un tiempo limitado, sí, pero lo mismo ocurre cuando tenemos una pareja, hijos o accedemos a un nuevo trabajo. No sabemos el tiempo que va a durar, si será toda la vida o unos meses. Sin embargo, intentamos aprovecharlo, ¿verdad? Tratamos de experimentar esas situaciones sin pensar en su final, teniendo en mente un «para siempre».

De esta manera, damos lo mejor de nosotros mismos y nos esforzamos cada día. Pues lo mismo sucede con la muerte. Esta llegará, sí, pero ya que estamos aquí ¿vamos a desperdiciar todo lo que podemos vivir? Sería una tontería hacerlo, dejarse amargar por un final que sabemos que llegará, pero no cuándo ni cómo, y ahí está el secreto.

El secreto para vivir intensamente cada día, experimentando todo lo que podamos, sin desperdiciar ese tiempo que tanto tememos que se acabe. Dejemos de temer y empecemos a vivir.

2. Miedo a la soledad

La soledad es vista como algo negativo. Si nuestros amigos se alejan, si el trabajo evita que nos relacionemos mucho con gente o si las parejas nos abandonan cada dos por tres, la tristeza se apodera de nosotros, y nuestra felicidad no debería depender de quienes nos rodean. No podemos permitir creer que sin ellas sentimos un gran vacío.

Esta creencia tan arraigada es errónea. A veces necesitamos estar solos, para poder escuchar nuestro interior, que es muy sabio y que, quizá, nos grita que estamos con personas que no nos convienen y por eso siempre terminan abandonándonos. Aprendamos a querernos a nosotros, a mimarnos y a no pensar tanto en los demás.

Con información de https://mejorconsalud.com










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com