Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
El acné no solo es cosa de adolescentes es una enfermedad cutánea que puede afectar a cualquier edad
Acné en la edad adulta

Acné en la edad adulta

Cuando piensas en el acné, seguro se te viene a la mente la adolescencia. En esa etapa de la vida durante la cual se presentan tantos cambios hormonales, el acné se vuelve tu peor enemigo. Fiestas, conquistas, reuniones y otros eventos sociales se ven saboteados por las molestas espinillas y los desagradables granos. Sin embargo, y por más que afecte la propia autoestima, el acné del adolescente se considera algo "normal".

Y precisamente por eso, muchas personas piensan con alivio que el final de la adolescencia, es también el final de la pesadilla del acné. Pero se equivocan. El acné en muchas ocasiones, es una de las herencias de la adolescencia que continúa durante la madurez, es decir, en personas de los 20 a los 50 años o más.

El acné en los adultos puede causar un impacto emocional fuerte. Su efecto puede llegar al punto de afectar la calidad de vida de una persona, tal como lo hacen otras enfermedades más serias como el asma, la epilepsia, la diabetes o la artritis.

Si lo piensas, el efecto emocional del acné, es muy lógico, pues aparece por lo general en la cara (también en el pecho y en la espalda) que es nuestra carta de presentación hacia el mundo. La mayoría de las personas con acné no se sienten bellas ni atractivas y pueden desarrollar depresión, fobia social y ansiedad.

Las causas principales del acné es el sebo, una sustancia grasosa que obstruye los poros, lo cual crea un ambiente perfecto para las bacterias. Cuando las bacterias se instalan ahí, se produce la inflamación que vemos en los granos. En algunos casos de acné en los adultos, la causa más común de los brotes es el exceso de producción de andrógenos (las hormonas masculinas). El componente hormonal, es en general, una causa común, pues cuando se presenta un desequilibrio en las hormonas femeninas como el estrógeno, también es posible que se presenten brotes. Esto es especialmente cierto para las mujeres embarazadas, o aquellas que están atravesando por la menopausia. Algunos cosméticos y los medicamentos como los cortico-esteroides (recetados, por ejemplo, para la inflamación causada por enfermedades como la artritis) también contribuyen a la aparición del acné durante la edad adulta.

Evita el acné:
-La exposición solar exagerada incrementa el enrojecimiento de la cara y la presencia de lesiones inflamatorias (barros). Usa protectores con pantalla solar libres de grasa, preferiblemente en gel o loción, varias veces en el día.
- Cuidado con lo que come. Derivados del cacao, fritos, lácteos ricos en grasa, derivados del cochino, picantes, pizzas y hamburguesas ayudan a reactivar el acné.
-Cuida tu estómago. Algunas dietas y enfermedades gastrointestinales se han relacionado con el acné en adultos, así que procura una alimentación balanceada y rica en agua para eliminar toxinas.
-Es necesario lavar la zona afectada mínimo dos veces al día, preferiblemente con agua tibia. A la hora de secar, no frotes.
-No te auto mediques. Todas las pieles son distintas, por eso no todos los productos para el acné son adecuados. Procura usar productos libres de aceite. -Debido a que la piel está irritada y sensible es importante evitar el uso de esponjas, toallas o espumas que sólo incrementan las lesiones.
Existen soluciones más caras que incluyen la tecnología láser. Pero lo mejor es hablar con un dermatólogo para que explores las opciones que están a tu alcance para que logres controlar el acné y recobres la belleza de tu piel.









Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com