Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Síndrome de Down y sexualidad

Síndrome de Down y sexualidad

El esquema evolutivo del sindroma de Down a nivel sexual, se asemeja al resto de las personas, solo que un poco más prolongado. En ocasiones quienes prolongan más su evolución sexual después de la adolescencia son los mismos familiares, cuando aún lo tratan de modo infantil y no le dejan espacios de autonomía. Si se habla de lo más íntimo, el hombre tiene el pene un poco pequeño y la mujer su vagina más pequeña también, pero ambos órganos sexuales tienen la capacidad de sentir, dar y recibir placer.

A veces en la adolescencia, la persona Down, no controla sus impulsos sexuales pero es porque también experimenta cambios hormonales al igual que todos. Entonces, no se le ofrece la educación necesaria respecto al funcionamiento de su cuerpo, sensaciones y orientación.

Si esta persona es educada en el ámbito sexual, podrá entonces controlar dichos impulsos (si no se les educa hay riesgo a que otras personas abusen de eso, le violen o se burlen) pues ellos solo ven el placer al tocar y sentir, no captan tan rápido la maldad de otros. Además, se debe educar en cuanto a su aceptación, identidad sexual y auto ejercicio de la función sexual cuando se considere pertinente hablarle.

Una vez la persona ya conozca sus impulsos sexuales (habilidad sociosexual), su excitación, deseos, y ya con una edad acorde, mayor a 21 años de edad biológica, pueden iniciar su vida sexual como cualquier persona. Hay mucho tabú en este aspecto de creer que ellos son seres apartados al sexo y simplemente no es así. Se pueden casar, pueden trabajar, pueden tener hijos, por lo tanto claro que pueden tener sexo. El cuanto al tipo de pareja, es simple: una persona que le ame, respete y acepte de corazón. Puede ser Down o no. Recuerden que el amor es un sentimiento real que fluye y solo importa eso.

Como recomendaciones finales, debe brindarle momentos a solas, hablarle del amor, ya que dado a su nivel de inocencia es más sensible, pero tampoco negarle la capacidad de enamorarse y sobreprotegerle. Basta con que la persona reciba buena orientación y control, un amor verdadero y sexualidad plena.

Con información de Orientaconducta.









Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com