Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Kobido, el lifting facial sin cirugía

Kobido, el lifting facial sin cirugía

Kobido, el antiguo camino de la belleza, un masaje que trabaja 24 puntos del óvalo facial mediante 47 maniobras diferentes.

El masaje kobido, el secreto de belleza de las emperatrices japonesas, se ha convertido en un nuevo lifting facial que no requiere cirugía.

Cuenta una antigua leyenda que en Japón, allá por el siglo XIV d.C., los samuráis recibían el masaje kobido al volver de las batallas para potenciar la fuerza interior y calmar el espíritu.

Esta técnica, que trabaja los músculos faciales mediante maniobras con las manos, llegó a oídos de una emperatriz nipona quien descubrió que además de relajante también servía para mejorar y ensalzar la belleza, y la ocultó del mundo para convertirla en el secreto de belleza de la realeza.

«El masaje kobido trabaja 24 puntos faciales con distinta intensidad mediante 47 maniobras diferentes», explica a EfeEstilo Felicidad Carrera, directora del centro que lleva su nombre.

Los movimientos en el cuello, rostro y cuero cabelludo producen una profunda relajación y alivio de dolores y molestias, atraen una gran cantidad de oxígeno a la piel, «lo cual produce la eliminación de toxinas y de células muertas», añade Felicidad Carrera.

Un tratamiento sin contraindicaciones:

Los nutrientes pueden entonces llegar libremente a las áreas donde se necesitan e incrementar la capacidad de regeneración celular.

El masaje Kobido también combate la migraña o el dolor causado por el bruxismo. «Y resulta perfecto para aquellas personas que no quieran o puedan someterse a tratamientos de rejuvenecimiento con tecnología», indica la experta en belleza Felicidad Carrera.

El masaje Kobido permite hacer un tratamiento a medida, «específico para cada persona», explica la esteticista Carmen Sánchez de Llongueras, quien apunta que durante el masaje se trabaja el rostro, cuello, y cabeza.

Esta técnica japonesa comienza con una limpieza facial profunda y después se procede a realizar una «estimulación sobre los 24 puntos neuro-vasculares del rostro mediante rotaciones en cada uno de ellos y bombeo», detalla Felicidad Carrera.

Con información de EFE










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com