Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Cinco causas frecuentes de las pesadillas

Cinco causas frecuentes de las pesadillas

El sueño es un estado fisiológico de autorregulación que ocurre cuando el cuerpo entra en reposo. Este estado de sopor se caracteriza por los ínfimos niveles de actividad del organismo y por una respuesta menor a estímulos externos. Soñar puede cumplir una función terapéutica, marcando los límites de los recuerdos dolorosos.

En un experimento reciente, expertos llevaron a cabo escaneos cerebrales en personas que habían visto fotografías eróticas antes de irse a dormir. El resultado fue un descenso de energía en las partes del encéfalo que controlan las emociones durante la fase REM.

Sin embargo, nuestra mente no siempre es propensa a generar imágenes gratas. En ocasiones, tenemos pesadillas, que se consideran, de manera general, como un producto de la ansiedad, el terror y las preocupaciones. Los especialistas estiman que las pesadillas son una forma de hacer frente a las tensiones del día a día, causadas por diversos factores psicoemocionales.

Dichos trastornos del sueño se presentan en la etapa del movimiento ocular rápido. La respuesta del cuerpo es la alta frecuencia cardíaca, así como sudoraciones nocturnas. Sus principales causas son:

1. El estrés. La ansiedad es una de las principales razones. Las preocupaciones de la vida cotidiana, como las deudas, las tareas pendientes del trabajo o los exámenes finales son la catapulta de la agitación en la fase REM. Si nos acostamos pensando en lo malo, es natural que nuestra mente siga trabajando.

2. Películas de terror. Algunas personas se impresionan con facilidad. Cuando vemos un filme de este género, nuestro cerebro sigue en la misma sintonía. A pesar de que pueden divertirnos y elevar los niveles de adrenalina, también suelen despertar temor, ya que las pesadillas pueden ser tan vívidas que las sentimos en carne propia.

3. Indigestión. Una sobrecarga del trabajo digestivo suele desencadenarlas.

4. La muerte de un ser amado. Una pérdida repentina es motivo de depresión. Uno de los síntomas de esta enfermedad, bien sea crónica o aguda, provoca pesadillas como un reflejo del subconsciente.

5. Cambios. Un cambio de trabajo o un viaje repentino son motivo de preocupación. A menudo, nos alteramos tanto por cubrir todos los detalles que olvidamos la importancia del descanso.

¡Relájese y cuide su mente!










Navega por nuestra web
Comuníquese con tumedico.com
Ecuador | Estados Unidos | Perú | Venezuela
Información: info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com