Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Aprenda a identificar las fobias.
Trastornos de ansiedad

Trastornos de ansiedad

La agorafobia, como el miedo a las multitudes acompañado de un deseo de no salir del hogar, es el tipo de trastornos de ansiedad más común en la población general. Sólo cuando los miedos se hacen demasiado intensos, irracionales e interfieren con la vida cotidiana del sujeto, es cuando la reacción fóbica se considera patológica.


Unas situaciones aparentemente tan inocuas como asustar a los niños con las inyecciones, policías, oscuridad, animales, encierros, muertos, entre otras cosas, podrían estimular la aparición de trastornos fóbicos en su futuro, según explicó la médico psiquiatra Libertad Velázquez. Las fobias son consideradas dentro de los trastornos de ansiedad caracterizados por un miedo persistente e irracional a un objeto, actividad o situación específica, que se desencadena cada vez que el individuo entra en contacto con ese elemento.

Todas las personas tienen miedo a determinadas cosas, pero el problema se presenta cuando comienza a interferir en sus vidas, lo que provoca que comience un deseo compulsivo de evitar el objeto, la actividad o la situación temida, es decir, al estímulo fóbico. Si no logra hacerlo, enfrentará el hecho con un malestar muy intenso que puede ser acompañado por manifestaciones físicas hasta desencadenar un ataque de pánico. Los miedos se convierten en fobias cuando el individuo reconoce que el miedo es excesivo e irracional.

La especialista detalló que se consideran como factores predisponentes a la aparición de las fobias, el trastorno por angustia de separación en la niñez y la pérdida súbita de objeto. "La teoría psicodinámica además considera que las fobias tienen un carácter defensivo y que el estímulo ante el que aparece sistemáticamente la angustia es sólo su causa aparente, un sustituto ante el cual el sujeto ha desplazado inconscientemente la angustia provocada por un estímulo latente reprimido en el inconsciente y por tanto olvidado".

Así como otras corrientes psicológicas consideran que las fobias son aprendidas o generadas por condicionamientos conductuales socio-culturales procedentes del entorno más cercano del individuo. La manera fóbica de reaccionar ante determinados estímulos por parte de parientes cercanos constituye un referente a imitar por los niños. Velázquez detalló que el inicio de las fobias se podría situar casi siempre en la infancia, pero su verdadera manifestación sintomática tiene lugar en la adolescencia o la adultez temprana, y se diagnostica con más frecuencia en las mujeres.


Temor superlativo

En cuanto a los tipos de fobia, la psiquiatra mencionó que existen tantos como estímulos fóbicos; mientras antes se asignaban nombres específicos para cada una, como claustrofobias, ofidiofobias, nictofobias, cinefobias, hoy día se subdividen en tres tipos: Agorafobia, Fobia Social y Fobia Simple. Para realizar el diagnóstico hay que identificar los síntomas que presenta la persona y conocer qué tipo de estas patologías padece.

En el caso particular de la Agorafobia, Velásquez resaltó como rasgo distintivo el intenso miedo de estar solo o de hallarse en lugares públicos de los cuales sea difícil escapar u obtener ayuda en caso de una incapacitación súbita. "El temor es progresivo y conlleva la limitación en la ejecución de las actividades cotidianas, las cuales se van restringiendo poco a poco hasta llegar un momento en que la conducta de evitación domina la vida del individuo, y casi siempre los afectados piden ser acompañados en sus salidas".

Si el paciente es afectado por una Fobia Social se le puede reconocer por "el miedo persistente e irracional de estar expuesto a la observación por parte de los demás, ello produce un deseo compulsivo de evitar dichas situaciones", explicó. Estos pacientes tienen un temor al ridículo o a comportarse de manera embarazosa frente a los otros, por lo cual se genera en su interior una ansiedad anticipatoria cuando siente el riesgo de enfrentarse a este tipo de hechos.

Cuando la fobia es considerada "simple", también llamada "inespecífica", el temor se centra en animales, sobre todo perros, gatos, serpientes, insectos y ratones. Velásquez mencionó como otras fobias simples la claustrofobia (temor a los espacios cerrados) y la acrofobia (temor a las alturas). "Cuando las fobias simples se inician en la niñez, en general desaparecen espontáneamente a menos que el ambiente del hogar sea muy patógeno y contribuya a que perdure. El nivel de limitaciones que eventualmente sufre la vida de un individuo con fobia simple es mucho menor que alguien con agorafobia", sostuvo.


De cara al estímulo fóbico

La especialista aseguró que sí es posible que el grupo familiar contribuya a que una persona desarrolle una fobia, ya que muchos miedos son aprendidos y la familia es la primera escuela del individuo. "Si los padres o figuras de autoridad son extremadamente temerosos o emplean el miedo para controlar a los niños, sientan las bases para trastornos fóbicos posteriores".

En cuanto al trato que se debe tener con los pacientes fóbicos, la galeno recomendó el respeto, evitar ridiculizar a estas personas y no inducir su encuentro con los estímulos fóbicos, "el enfrentarlos de una manera brusca con lo temido, no las ayuda, por el contrario, puede agravar la patología. La terapia va induciendo el contacto con el estímulo fóbico, pero progresivamente y de una forma programada con la ayuda del terapeuta para que el temor vaya desapareciendo". Con lo cual se podrá el objetivo del tratamiento que es la mejoría sintomática y el conocimiento de las causas de la enfermedad para poder sanarlas.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.