Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Sexo

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Sexo y sentimientos

Sexo y sentimientos

La experiencia sexual es un intercambio de emociones, lleno de deseos y sensaciones relacionadas al placer y también a sentimientos cercanos a la afectividad y al amor, por lo que puede llegar a mezclarse con un lado oscuro lleno de frustraciones, resentimientos y matices de las experiencias de cada participante de dicho acto.

Antonio Damasio, prestigioso neurólogo dedicado a la neurociencia, detalla que ?las emociones tienen como finalidad la conducción de la vida, esencialmente son programas motores innatos al que se añaden estrategias cognitivas. Los sentimientos son las cogniciones (pensamientos) sobre aquello que nos emociona. Primero surge la percepción y evaluación de un determinado estímulo, que dispara la emoción que hace aparecer el estado emocional. Todo este proceso emocional está mediado por estructuras neuroquímicas cerebrales. Todo esto nos sumerge en un estado emocional que ocupa la mayor parte del día y que determinará un estilo cognitivo y por lo tanto una determinada actuación.

Damasio ha escrito que "la sexualidad forma parte de las experiencias humanas que están implicadas en el establecimiento de vínculos interpersonales, y la ciencia nos ha demostrado que en este proceso participan de forma activa numerosos circuitos cerebrales. Se han encontrado algunas áreas cerebrales más involucradas que otras (hipotálamo), y se han descrito algunas de las sustancias neuroquímicas implicadas en algunos de los procesos de la sexualidad como la testosterona en el deseo sexual, la dopamina en el refuerzo y atractivo, la oxitocina en la afectividad y el enamoramiento y la vasopresina en los sentimientos de celos".

Y es que las principales dimensiones de las emociones son la rabia, la tristeza, el miedo, la alegría, el amor, la sorpresa, la aversión y la vergüenza. Todos estos estados influyen en la sexualidad de las personas pues, por ejemplo, emociones de vergüenza o miedo sobre aspectos de la sexualidad pueden condicionar de tal manera la vida sexual, que pueden presentar un problema, a veces difícil de solucionar.

Expertos recomiendan tener apertura mental para conseguir el placer sexual, además de la aceptación de uno mismo, de tener emociones positivas hacia el sexo, de saber comunicarse y de evitar los sentimientos de fracaso o desprecio.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.