Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Comer demasiados carbohidratos podría ser perjudicial para el hígado
Que los carbohidratos no se apoderen de ti

Que los carbohidratos no se apoderen de ti

Quizá el daño mayor de los carbohidratos refinados es su fuerte poder adictivo. Sí, los carbohidratos refinados son adictivos. Cuando tu cuerpo te pide algún antojo especial ¿Qué te pide? ¿Te pide carne o queso? ¿O te pide chocolates, dulce, helados, pan o galletas?

Fíjate que el cuerpo solamente pide carbohidratos refinados. Los carbohidratos son como la droga para el adicto. Las personas que son adictas a los carbohidratos no se pueden controlar. Se comen los chocolates y esconden las envolturas como si fueran malhechores o delincuentes.

Están atrapados en una adicción como lo está el que consume cigarrillos o el que necesita beber alcohol. El adicto a los carbohidratos también necesita de un tratamiento, de una especie de ?rehabilitación? para salir de allí.

El consumo de carbohidratos en abundancia causa no solamente una adicción, causa un estado de acidez en el cuerpo que reduce el metabolismo. El exceso de carbohidratos refinados se convierte en glucosa una vez ha sido digerido. Parte del sobrante de glucosa se fermenta dentro del cuerpo y se convierte en ácido láctico, lo cual crea un estado de acidez que reduce el oxígeno y el metabolismo.

Nada de esto pasa cuando una persona consume vegetales ni cuando consume frutas en moderación. Lo que más ha cambiado en los últimos 50 años y que ha llevado a nuestra población a una epidemia de sobrepeso y obesidad, es la disponibilidad y el mercadeo agresivo de cientos de productos enlatados, congelados y embolsados que son carbohidratos refinados.

Si le sumamos a esto el crecimiento explosivo de los restaurantes de comida rápida que principalmente venden carbohidratos refinados (papas fritas, refrescos, pan blanco, helados, entre otros) podemos entender la gran cantidad de personas que hoy reclaman tener un metabolismo lento y que tienen problemas de obesidad.

La adicción a los carbohidratos es causada por el exceso de insulina producida por el páncreas en el torrente sanguíneo al ingerir alimentos ricos en carbohidratos. La insulina manda una señal al cuerpo para que consuma alimentos, una vez que éstos han sido ingeridos, le ordena que la energía sobrante se almacene en forma de grasa. El exceso de insulina se traduce en un irresistible y frecuente deseo de comer. El término científico para esta condición es hiperinsulinemia reactiva post prandial, que significa que demasiada insulina es segregada después de comer.

La Hiperinsulinemia proviene de la Resistencia a la Insulina, un desequilibrio de los niveles sanguíneos de glucosa e insulina. Si no es atendida, la resistencia a la insulina puede resultar en sobrepeso y obesidad, incrementando el riesgo a desarrollar una variedad de dañinos desórdenes, tales como:

- El grupo de factores de riesgo cardiovascular, llamados Síndrome Metabólico que puede llevar a ataques cardiacos, embolias (accidente cerebro vascular), etc.

- Síndrome de Ovario Poliquístico, la mayor causa de infertilidad femenina, así como enfermedades de la piel, exceso de peso y vello facial, así como calvicie de tipo masculina en mujeres.

- Pre-Diabetes reversible, que si no se trata a tiempo, puede llevar a Diabetes Tipo 2 irreversible, la cual aumenta significativamente el riesgo de ceguera, amputaciones y enfermedades renales.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.