Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Qué es la insuficiencia renal

Qué es la insuficiencia renal

La insuficiencia renal es la pérdida de las funciones de los riñones. Cuando ésta se presenta, los riñones tienen problemas para eliminar los desechos del cuerpo mediante la orina.

Según el portal web Medline Plus la insuficiencia renal ocurre por:

- Necrosis tubular aguda (NTA)
- Enfermedad renal autoinmunitaria: síndrome nefrítico agudo, nefritis intersticial.
- Disminución del flujo sanguíneo debido a presión arterial muy baja, lo cual puede resultar de quemaduras, deshidratación, hemorragia, lesión, shock séptico, enfermedad grave, cirugía.
- Trastornos que causan coagulación dentro de los vasos sanguíneos del riñón, como: síndrome urémico hemolítico, púrpura trombocitopénica idiopática (PTI), hipertensión maligna, reacción a transfusión, esclerodermia.
- Infecciones que causan lesión directamente al riñón como: pielonefritis aguda, septicemia.
- Complicaciones del embarazo, como: desprendimiento prematuro de placenta, placenta previa.
- Obstrucción de las vías urinarias (cálculos, tumores).

El tratamiento consiste en normalizar las funciones de los riñones; y además, prevenir infecciones. Pero cuando el daño es irreversible, lo único que puede mantener un poco la función es la diálisis, de manera temporal mientras se espera un trasplante.

Esta afección se puede detectar de manera prematura, por lo que se debe acudir al médico si se tienen varios de estos síntomas:

- Heces con sangre.
- Mal aliento.
- Tendencia a la formación de hematomas.
- Cambios en el estado mental o en el estado de ánimo.
- Inapetencia.
- Disminución en la sensibilidad, especialmente en las manos o en los pies.
- Fatiga.
- Dolor de costado (entre las costillas y las caderas).
- Temblor en la mano.
- Hipertensión arterial.
- Sabor metálico en la boca.
- Náuseas o vómitos que pueden durar días.
- Hemorragia nasal.
- Hipo persistente.
- Sangrado prolongado.
- Crisis epiléptica.
- Movimientos letárgicos y lentos.
- Hinchazón generalizada por retención de líquidos.
- Hinchazón de tobillos, pies y piernas.
- Cambios en la micción (orina): disminución de la cantidad, micción excesiva durante la noche, suspensión por completo.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.