Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Salud

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Problemas para dormir al llegar a los 50

Problemas para dormir al llegar a los 50

Al llegar a los 50 años, muchas cosas cambian para el cuerpo humano, dependiendo también del ritmo de vida que se lleve, pero lo más común son los problemas para dormir. Entre ellos están:

1.- Mala percepción del sueño: cuando se está dormido, pero la sensación es como si no se estuviese durmiendo y, por más horas de descanso que se tengan, queda la incomodidad de que no se durmió nada.

2.- Necesidad de dormir: comúnmente, tanto niños como adultos necesitan un tiempo de sueño de ocho horas para desarrollar sus actividades con normalidad. Sin embargo, hay personas que luego de llegar a los 50 necesitan dormir muchísimas más horas, lo que implica un grave riesgo, ya que este tipo de adultos fallecen mucho antes que los que duermen siete u ocho horas.

3.- Dificultad para la quietud corporal durante el sueño: este problema es común en todas las edades, se caracteriza por la sensación de ser una caída súbita en el momento de dormir, lo que crea un impacto y una ansiedad que luego hace mucho más difícil el poder volver a retomar el sueño. Esto normalmente es provocado por un alto nivel de estrés así como los excesos de cafeína. Sin embargo, esta situación le sucede al 70% de la humanidad.

4.- Alteración del reloj biológico: gracias al horario de las actividades y de la rutina diaria, algunas personas pueden llegar a dormir más tarde por dejar todo listo y luego les cuesta levantarse al día siguiente, esto se debe al cansancio acumulado. Sin embargo, hay quienes tienen la hora del sueño adelantada y se duermen mucho más temprano, lo que también trae como consecuencia que se levanten más temprano. Ambos problemas son muy frecuentes a los 50 años.

5.- Ganas de ir al baño: este trastorno suele ocurrir cuando la persona, debe despertar para ir al baño en la madrugada, lo que ocasiona una dificultad para retomar el sueño que ya se había conciliado y hace que duerma más en las mañanas que en las noches. Aunque se evite ingerir cualquier tipo de líquido en las noches, esto puede afectar conscientemente al adulto. En caso de que esta situación se presente, lo más recomendable es acudir al médico para descartar cualquier padecimiento de diabetes.

Con información de Mejor con Salud










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.