Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Guía Infantil

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Ponga fin a las pataletas de su hijo con estos consejos

Ponga fin a las pataletas de su hijo con estos consejos

Las rabietas son parte de la vida de los niños, aunque en algunos pueden ser más frecuentes que en otros. Usted puede evitar muchas pataletas organizando la vida de su hijo de manera que la frustración permanezca dentro de los límites de su tolerancia la mayor parte del tiempo. Intente evitar estas situaciones incómodas sin comprometer sus límites o su autoridad, porque no aportan nada positivo para ninguno de los dos.

Cuando usted deba obligar a su hijo a que haga algo que no le resulta agradable, o prohibirle algo que lo entretiene, hágalo con el mayor tacto posible. Si ve que se está enojando o alterando por su negativa, intente hacer que le sea más fácil aceptarlo. No hay ninguna ventaja en que usted desafíe a su hijo con cosas absolutas que «hay que hacer» y «no hacer» o en acorralarlo en situaciones en las que su única opción es explotar de rabia. Déjele una alternativa que sea aceptable para él, pero que esté dentro de los límites de la autoridad que usted posee como padre o madre.

No debe olvidar que su exceso de enojo o rabia le asusta. Asegúrese de que no se hace daño ni daña a los demás. Si después de que se le pase el ataque de rabia descubre que se ha golpeado la cabeza, se ha arañado el rostro o ha roto algún objeto, verá estos daños como evidencia de que no se puede controlar y que usted tampoco puede controlarlo y mantenerlo seguro.

Por eso es importante que él entienda que es usted quien manda. Pero, si esto ocurre, puede probar sujetándolo en el suelo con suavidad. A medida que se vaya calmando y se sienta cerca de usted, descubrirá, para su asombro, que todo sigue igual después de la tormenta. Poco a poco se relajará en sus brazos y los gritos se convertirán en llantos.

Si la rabieta se produce en un sitio público, muéstrese firme y espere a estar a solas con su hijo para reprenderlo.

Con información de Baby Center










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.