Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
No vayas a la cama sin limpiar tu rostro

No vayas a la cama sin limpiar tu rostro

Antes de irnos a dormir, es indispensable que nos quitemos el maquillaje, ya que este impide la regeneración de la piel y puede traer serias consecuencias a largo plazo. La piel de la cara necesita respirar y el maquillaje puede obstruir los poros de la piel, provocando irritaciones y otras complicaciones.

Cuando dormimos, se regeneran los tejidos y se desprenden las células muertas de la piel de la cara. Si pasas toda la noche durmiendo con el maquillaje, a la mañana siguiente no te verás bien. El maquillaje y la suciedad obstruyen los poros, y la piel se verá opaca. Además, la combinación del maquillaje y la grasa de la piel pueden causar irritación, acné, manchas y espinillas.

Es conveniente lavarse la cara con un jabón neutro antes de dormir para quitarse todo el maquillaje. Después de lavar la cara con agua y jabón, conviene enjuagarse nuevamente para quitar todos los restos de productos que afectan la piel.

Para tener una buena piel también conviene lavarse la cara todos los días al levantarse. Esto ayudará a quitar las células muertas y restos de suciedad que se han acumulado sobre los poros de la piel durante la noche.

Antes de lavarse con agua y jabón, conviene utilizar alguno de los productos especialmente diseñados para quitar todos los restos de maquillaje, por ejemplo, una crema, gel o leche desmaquillante.

Incluso si es muy tarde, si estás agotada o si no te maquillaste en el día. Ahora la cosmética te ofrece texturas variadas en gel, cremas, leche limpiadora, toallitas húmedas, etc, para que elijas el producto más adecuado para ti.

Para los ojos, es preferible usar una crema o loción removedora que también pueda remover el maquillaje a prueba de agua. Trata de no frotar demasiado la piel de los ojos, ya que es muy sensible. Usar tejidos blandos o una bola de algodón y un bastoncillo para retirar el delineador.

Después de haber retirado el maquillaje, aplica un tonificante facial o simplemente limpia la cara con agua tibia para eliminar los residuos de maquillaje o de removedor.

Seca la cara con una toalla limpia y aplica crema humectante para evitar que la piel se seque.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.