Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
No laves el pollo

No laves el pollo

Aunque parezca un tip de cocina o técnica culinaria, lavar el pollo antes de cocinarlo aumenta el riesgo de propagación de la bacteria campylobacter en las manos, la ropa, la superficie de trabajo de la cocina y los utensilios a través de las salpicaduras de gotas de agua.

Entre las razones más comunes por las que las personas lavan el pollo antes de cocinarlo, es para eliminar posibles gérmenes que pueda tener el animal, o porque simplemente se había hecho con anterioridad o un hábito.

Al contaminarse con campylobacter, se infecta el tubo digestivo, lo que puede causar diarrea, fiebre y retortijones abdominales. Los síntomas tienden a aparecer entre uno a siete días después de la ingesta de los alimentos contaminados, siendo habitual que la diarrea sea líquida al principio, para luego contener algo de sangre y mucosidad.

Después de haber tocado carne cruda, sea de pollo, o res u otro animal, es recomendable lavarse bien las manos, limpiar bien las tablas de cortar, los distintos utensilios de cocina que hayan entrado en contacto con la carne cruda, siempre con agua caliente y jabón.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.