Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Nutrición

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Lo malo y lo bueno de los alimentos transgénicos

Lo malo y lo bueno de los alimentos transgénicos

Como todo proceso de alteración genética, los alimentos transgénicos no están exentos de polémica. Existen científicos y expertos a favor y en contra de este proceso de producción.

Saúl Flores, biólogo del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y experto en suelos, explica que todas las plantas que tienen modificaciones en su genoma con la inserción de ADN de insectos o de otras plantas, surgieron en principio para dar respuesta a la escasez de alimentos en el mundo.

Existen factores negativos en estas mutaciones alimenticias que los consumidores desconocen, y que han sido clasificadas como confidenciales, pero una investigación de la Universidad de Caen, en Francia, consiguió revelar el impacto de su ingesta.

Gilles-Eric Séralini, experto en Biología Molecular y catedrático de la UCBN, aseguró que «los herbicidas agrícolas adulteran la composición de los alimentos y alteran el sistema endocrino u hormonal de los seres vivos»; información que se complementa con publicaciones de greenmedinfo.com donde expresan que además produce lesiones en glándulas salivales, trastornos gástricos, trastornos reproductivos, distintos tipos de cáncer, alergias y resistencia a los antibióticos.

No existe, en todo el mundo, una única reglamentación para el consumo y comercialización de alimentos transgénicos. No todos los países tienen leyes que regulen el tema de la transgénesis.

Ventajas
Salud. Se pueden lograr alimentos con mayores características nutricionales que las que tienen las especies naturales.
Economía. Se logran variedades de cultivos más resistentes a las adversidades (plagas y sequías), asegurando la cantidad de alimentos producidos.
Conservación. Al lograr cultivos resistentes se reducen las técnicas abrasivas de la tierra, evitando su desgaste, y se disminuye o anula el uso de pesticidas.
Preservación. Mediante estas modificaciones genéticas se puede aumentar la duración de la vida útil del alimento.

Desventajas
Salud. Pueden producir alergias en personas susceptibles, y resistencia a los antibióticos útiles para el ser humano.
Economía. Desde el punto de vista comercial, los agricultores las prefieren y generan dependencia de las empresas transnacionales que las comercializan.
Conservación. Causan contaminación genética irreversible. La aparición de organismos con mayores aptitudes, pone en riesgo de extinción a las variedades endémicas o silvestres.
Culturales. Se alteran las técnicas agrícolas milenarias que convivían armónicamente con el medioambiente.

Con información de biensimple.com










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.