Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
LAS AMIGAS se deben escribir con mayúscula

LAS AMIGAS se deben escribir con mayúscula

Toda mujer sabe que en la vida, los vínculos que establecemos con otras mujeres son como sagradas telarañas que nos van enriqueciendo, apoyando y formando en nuestra vida amorosa y espiritual, como sólo lo creativo femenino puede hacerlo.

Cuando hice el ruralito en Platanal, Alto Orinoco del Amazonas venezolano, me sorprendió ver la cómo se conformaba y manejaba la sociedad Yanomami, una de las tribus indígena más antigua de América y conservada en un estado casi original (sobre todo aquellas más alejadas de las misiones). Ellos conviven en una construcción llamada 'shabono' que consiste en una choza circular con apertura central amplia, donde habita toda la comunidad, conformada por familias poligámicas. Una de las cosas que más me sorprendió, es que las mujeres hacían casi todo el trabajo, desde la crianza de los hijos, hasta la cosecha de frutos y vegetales, carga de leña, preparar el hogar, entre otras actividades. En estas familias poligámicas es raro ver ese concepto de pareja amorosa a la que nosotros estamos acostumbrados, más bien se aprecia que se forman grupos de mujeres y hombres, cada uno por separado, que llevan vida en común la mayoría del tiempo. Esas mujeres se la pasan juntas haciendo las labores, con el último de los hijos pegado a la teta en una hamaquita al hombro, muchas veces son hermanas-esposas, otras primas y qué se yo. Ríen juntas, se apoyan en las labores y en la crianza de los hijos, son las que están presentes en los partos de río y en las enfermedades, en fin, son amigas.

Y es que en toda sociedad existe esa cofradía tan maravillosa y necesaria que es la amistad entre mujeres. Una vez que sublimamos los celos, la envidia y la competencia que supone la existencia de otra fémina, esta se convierte en amiga por circunstancias de la vida que a veces no entendemos. Y es así como recuerdo todas esas mujeres maravillosas que han pasado por mi vida en momentos tan importantes, que tal vez ahorita estén lejos y no hayamos hablado en años. Desde mi primera amiguita, hasta mi madre y mi hija. Que vital es la relación amistosa con otras mujeres.

Algo que me llamó la atención del libro "Mujeres malqueridas" de Mariela Michelena (que toda mujer debería leer BTW), fue que ella además mencionaba el secreto de mantener las amistades, y es el de entender que no todas las amigas son para lo mismo. Unas son para oír nuestras penas y peleas con el marido o novio y ser nuestras terapeutas, otras para soñar y ver la vida en positivo y come flor, unas para rumbear y ser el alma de la fiesta, están a las que le cuentas tus intimidades más vergonzosas y divertidas y otras a quienes se las oyes y te horrorizas en secreta admiración, están las que suplen en algunos momentos a la madre o hermana mayor, o para las que tu puedes cumplir el rol de madre y hermana, también las que si necesitas algo material allí están de primeras preparando centros de mesa o haciendo brownies y suspiritos en fin? Lo importante de todo esto es que todas son importantes y nos van ayudando a definir y tejer nuestra personalidad, son gemelas escogidas que en ese momento nos ayudan a ver fuera lo que llevamos dentro, que nos liberan, enriquecen y que además nos hacen sentir que pertenecemos a un clan tan sagrado y universal como la familia, pero que se parece más a una cofradía mística.

Hoy estoy muy agradecida por contar con mujeres maravillosas que me brindan su amistad, algunas son familia, como mi madre, mi hija y mis primas, otras fueron o son cuñadas que se convirtieron en la hermanita que nunca tuve o en mi compañera de parque y playa. Otras son pacientes que en esos momentos de tratamiento, el consultorio se convirtió en confesionario bidireccional y luego somos amigas que compartimos nuestras vidas y proyectos. ¡Muchas leerán esto y dirán: está hablando de mí! Y están en lo cierto. A todas ustedes gracias por llenar mi vida de momentos tan bellos, plenos de amor como sólo una mujer puede dar. Love you all! @doctoravital Facebook Doctora Vital









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.