Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Vida

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La familia y los valores son fuentes primordiales de vida
La discriminación forma parte de mala educación

La discriminación forma parte de mala educación

La discriminación es el acto de hacer una distinción o segregación que atenta contra la igualdad de oportunidades. Normalmente se utiliza para referirse a la violación de la igualdad de derechos para los individuos por cuestión social, racial, religiosa, orientación sexual o por razón de género.

Hay otras formas de discriminación.

Muchas veces hacemos comentarios o actuamos de manera tal que inconscientemente discriminamos a los demás. A continuación tips que nos harán entrar en el terreno de la vida para asumir si nuestras acciones y lenguajes son apropiados.

-"Ah, debe andar con el período": lamentablemente hombres y mujeres usan esta frase peyorativa para descalificar a una mujer que se encuentra, por ejemplo, haciendo un reclamo, etc. Asumir que la única razón de sus actos se debe a que "sus hormonas andan locas", es discriminatorio.

-"Es solo la secretaria": no es extraño escuchar a alguien que use esas palabras u otras parecidas, lo que hace es dar a entender que es un cargo que no necesita de mucha preparación.

-Hablarle un anciano como si fuera una niño: cambiar nuestro tono y ritmo de voz para hablar con un anciano, es como si pensáramos que de otra manera no podrá entendernos.

-Actuar como si el otro no existiera: muchas veces nos encontramos a la salida del metro con una señora que vende parches curita y nos lo ofrece. Seguir mirando hacia adelante y no decir ni siquiera un "no, gracias", es otro ejemplo.

-Gritarle al cajero, pero hablarle en otro tono al jefe: es muy sencillo reclamarle con malos modales al cajero, y cuando llegue el jefe cambiar el tono. En el fondo lo estamos discriminando por su trabajo.

-Atender primero o mejor al que está "mejor vestido": son usuales las discriminaciones por lo que vestimos. Se discrimina a quien viste ropa que creemos es "más pobre", o por su estilo, de hecho, mucha gente tilda de delincuentes ?o sospechosos- a gente por este motivo.

-Discriminar al que viaja en transporte público: en el fondo hace suponer que son inferiores porque no tienen un auto para ir al trabajo. Incluso cuando no tomamos en consideración todo el tiempo extra que le significa a alguien viajar en micro y metro, muestra que no estamos siendo empáticos con una realidad de muchos chilenos.

-Asumir que en una reunión de trabajo el café lo debe servir una mujer: aunque ella sea una gerente. Implica que consideramos que "el deber" de la mujer es servir.

Tal vez la discriminación, en cualesquiera de sus formas, no llegue a desaparecer nunca. Pero es menester que el ser humano siga haciendo conciencia, tanto en su propia vida interior como a su alrededor (a nivel de las distintas comunidades de que el individuo va formando parte durante su desarrollo: familia, escuela, trabajo, transporte, negocio, empresa, instituciones varias, deporte, etcétera), para generar a su vez conciencia en otros.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.