Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Salud

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
La depresión posparto considerada diferente a otros trastornos depresivos

La depresión posparto considerada diferente a otros trastornos depresivos

Traer un hijo al mundo es una experiencia hermosa para los padres y familiares, quienes con ansias esperan durante nueve meses la llegada de ese ser tan especial. Sin embargo, es una vivencia que cambia la vida, principalmente la de la madre. No solo trae consigo cambios en la rutina de los padres, sino una serie de alteraciones hormonales en el cuerpo e incluso en el cerebro, que pueden llegar a afectar el comportamiento de las mujeres que acaban de dar a luz.

Estudios realizados señalan que entre 10 y 20% de las madres se ven afectadas por una depresión posparto (DPP). Los síntomas de este padecimiento son similares a los de una depresión normal: tristeza, inquietud, agitación y problemas de concentración. No obstante, los resultados apuntan diferencias entre la actividad neuronal de las pacientes con DPP y las que presentan otro tipo de trastorno depresivo mayor y no han dado a luz.

La DPP está clasificada como un subtipo de trastorno depresivo grave, según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) –el documento que clasifica este tipo de patologías, publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés). Por esta razón, las mujeres que lo padecen se siguen tratando como los pacientes con trastornos depresivos o ansiedad general, lo que se considera no ayuda mucho a tener un correcto tratamiento de esta patología.

Científicos de Francia, Canadá y Estados Unidos han realizado una investigación centrada en las características neurobiológicas de pacientes que sufren depresión o ansiedad posparto. Los autores del estudio apuntan que la experiencia de la depresión posparto es mucho más complicada. Por eso, opinan que entender cómo actúan neurobiológicamente los trastornos del ánimo en la maternidad ayudará a diseñar tratamientos más efectivos, mejorando la salud y el bienestar de la madre, los hijos y la familia.

Explica Jodi Pawluski, una de las autoras del trabajo perteneciente a la Universidad de Rennes 1 en Francia, que esta enfermedad, que afecta en exclusiva a las madres, también puede dificultar los lazos con los hijos. Pawluski explica que las madres con depresión pueden ser más intrusivas o irritables con sus hijos, «e incluso más desapegadas o introvertidas».

Con información de www.agenciasinc.es










Navega por nuestra web