Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Empresario descubre que tiene útero

Empresario descubre que tiene útero

Un hombre británico de 37 años, temeroso de padecer cáncer tras haber encontrado sangre en su orina, acudió al médico, sólo para recibir la inesperada noticia de que posee un útero en pleno funcionamiento y que el líquido rojo era su período. El paciente dijo que ha experimentado síntomas extraños durante mucho tiempo, como un dolor sordo después del sexo, pero sus preocupaciones siempre fueron dejadas de lado por los especialistas que lo atendían.

Los médicos que llevan el caso explicaron que ha estado teniendo sangrado desde su infancia y puede ser incluso capaz de quedar encinta. Este empresario oriundo de Lancashire se prepara ahora para una intervención quirúrgica en la que le será extirpado el útero. Esta será la mejor manera de tratar su condición, aunque le han advertido que podría experimentar la menopausia.

El Síndrome Persistente del Conducto de Müller es un trastorno genético poco común que ocurre cuando el cuerpo no puede producir o responder a ciertas hormonas durante el desarrollo del embarazo. Cada feto contiene los comienzos de un útero, pero si el bebé es varón, entonces se producen las hormonas que hacen que desaparezca por completo. Sin embargo, en aquellas personas con este problema de salud, el organismo crea un útero en funcionamiento.

Debido a que las hormonas no afectan el crecimiento del pene, el niño también tendrá genitales típicos de su sexo, sin ningún tipo de anormalidad visible. Los síntomas incluyen uno o ambos testículos que no descienden correctamente o carnosas hernias en la parte inferior del abdomen. Los casos, no obstante, son excepcionales. El paciente, quien sostiene una relación con una mujer que está al tanto de su condición, dice que la primera señal que advirtió, llegó a los seis años de edad, cuando le descubrieron un testículo no descendido.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.